Telecomunicaciones y tecnología

Paco Gavilán (Nunsys): "Nunca habíamos tenido tantas oportunidades de compras como ahora"

Paco Gavilán, CEO y socio de Nunsys.
Valencia

Paco Gavilán, un ingeniero de telecomunicaciones que fundó Nunsys en 2007, ha protagonizado la operación del año en el sector tecnológico valenciano al adquirir Sothis, la firma de Juan Roig que le superaba en tamaño. Con esa integración, con un negocio de 140 millones de euros este año y más de 1.500 empleos, acelera su objetivo de crear una firma valenciana de referencia en el sector.

La compra de Sothis ha supuesto una auténtica campanada, ¿cómo lo consiguió?

Empezamos a trabajar en la operación diciembre, en nuestro caso no hemos estado mucho tiempo negociando. Hay que agradecerle a Juan Roig y a Angels que quisieran hacer el acuerdo con nosotros y que saliera la operación. Son los que pusieron las bases para que se pudiera hacer. La clave ha sido que en la unión entre Nunsys y Sothis no había ningún stakeholder que saliese perjudicado. Quizá si quien hubiese comprado tuviese mayor tamaño alguna de las partes de la ecuación podía salir perjudicada.

¿Cuáles son esos beneficios?

Para los clientes es una operación excelente, vamos a seguir dando más flexibilidad y cercanía que la que puede ofrecer una multinacional. Además, cada una aportamos tecnología complementaria: más del 70% es diferente y eso genera una complementariedad buenísima. Para los proveedores también es excelente, saben que vamos a crecer y no a mermar las capacidades actuales de cada compañía. Desde el punto de vista de la sociedad valenciana y española es importante tener una gran empresa tecnológica con sede en Valencia. Y para mí personalmente también es excelente porque me da la posibilidad de liderar una de las grandes empresas del sector y adelanta los plazos que nos habíamos marcado en Nunsys en 5 o 6 años.

¿La integración va a suponer ajustes en la plantilla o una reestructuración?

Aquí no vamos a prescindir de ningún empleado ni va a haber techos de cristal, la capacidad de desarrollo profesional va a ser igual viniendo de las dos compañías. Con esta operación no buscamos sinergias en el ahorro de costes y, además, tenemos un compromiso con Angels de no despedir. Tenemos claro que para obtener las sinergias tenemos que crecer y optimizar la nueva compañía siendo más eficientes. Con el ahorro de costes produces las sinergias una vez, nosotros queremos generarlas de forma constante. En la historia de Nunsys nunca hemos hecho integraciones con esa estrategia, porque además no funciona y no genera que otras empresas del sector se enamoren para poder fomentar futuras fusiones.

¿La mayoría de la operación se ha afrontado con deuda?

Hemos podido hacer la operación dejando capacidad al nuevo grupo para poder seguir haciendo las operaciones corporativas que hagan falta para crecer, no nos limita en nada el crecimiento futuro. Esa era otra de las variables importantes para mí.

Tras la unión, ¿qué expectativas tiene el nuevo grupo para este año?

Nunsys más Sothis va a crecer este año entre un 20% y un 30% seguro. Y eso también es una herramienta de fidelización y atracción del talento, el crecimiento facilita que se generen oportunidades de desarrollo en la gente, y eso es una obsesión fundamental para mí. Porque si no los mejores no se quedan y los mejores de fuera no vienen. Todo eso es muy atractivo para nuestro ingeniero y nuestro informático, más allá de la retribución, en un sector en que hay muchísima competencia por la gente. Por eso apostamos por generar cantera, que es algo que también tenemos en común ambas empresas.

¿Dónde quiere posicionar al nuevo grupo a largo plazo?

Yo creo que hay que soñar, podemos ser una de las grandes firmas en tecnología de España y en unos años ser el líder en tecnología.

¿En qué segmentos son en los que el nuevo grupo tiene más presencia tras la fusión?

Tecnológicamente hemos conseguido lo que yo llamo 'objetividad tecnológica': tenemos tal diversidad de tecnologías que somos capaces de aconsejar al cliente lo mejor para él de verdad, y eso es algo que se logra sólo cuando tienes un cierto tamaño. Aunque no quieras, la tendencia es intentar colocar aquel producto que dominas y controlas. Ahora ofrecemos los tres ERPs y los tres CRMs más grandes del mundo, tenemos las mejores alternativas para poder decirle lo que más le conviene.

¿Y en qué actividades considera que tienen más recorrido?

Queremos profundizar e incorporar más tecnología en el portfolio. Por ejemplo, crecer en todo lo relacionado con la Industria 4.0. También es casi una obligación abarcar el proceso de valor de transformación digital de las empresas. Otro reto es ser capaces de ayudar a las empresas a utilizar los fondos Next Generation, porque va a quitar barreras para invertir en tecnología. Otro de los segmentos que ahora mismo supone una oportunidad es la ciberseguridad. Con la unión nos hemos convertido en un jugador muy importante.

Tras la compra de Sothis, ¿se plantean seguir con las operaciones corporativas para crecer?

Sin duda. Sigue habiendo oportunidades, si te soy sincero nunca hemos tenido tantas como ahora. Sigue siendo muy interesante para seguir uniendo talento al grupo y tenemos que aprovecharlo, si nos deja Putin. Si se cerrasen un par de operaciones inorgánicas que estudiamos podríamos llegar a los 2.000 empleados a final de año.

¿La entrada de inversores o fondos para abordar ese crecimiento está en la agenda?

Estamos abiertos a todo, lo que no va a pasar es que yo pierda el control o la mayoría accionarial. A corto plazo no creo que incluyamos ningún actor o fondo de inversión, a no ser que hubiera una operación de tal volumen que lo requiriera.

¿La salida a Bolsa sería una alternativa a largo plazo?

Eso no lo descartamos. Ahora no sería el momento, pero puede ser interesante y te puede dar notoriedad, aunque también genera otras dependencias. Puede ser un recorrido natural cuando eres tan intensivo en inversión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin