Tecnología

Lenovo "no bajará los precios" para asaltar el liderato de las ventas de PCs de consumo en España

  • Fusiona sus filiales española y portuguesa para crear un grupo ibérico
  • Lanzará a finales de año un móvil con pantalla plegable tipo 'concha'
Alberto Ruano, primer ejecutivo de Lenovo Iberia.

La filial española de Lenovo ha decidido cambiar su estructura organizativa para integrar todo el negocio de Portugal en su organización y crear una única sociedad ibérica. Así lo ha anunciado Alberto Ruano, ahora director general de Lenovo Iberia, quien también ha valorado el liderazgo de la sociedad en el mercado de empresas español y la reducción de distancias respecto a HP en el segmento de consumo. Sobre este negociado, el directivo ha mostrado su interés por convertirse en el primer vendedor de ordenadores para el mercado residencial ibérico, pero "de forma orgánica, sin cometer locuras ni bajadas de precios e invirtiendo donde se debe, es decir, generando imagen de marca e ilusionando a los clientes y al canal de distribución".

En el balance del último ejercicio fiscal, Ruano ha explicado las principales magnitudes de una empresa que ha superado por primera vez en su historia los 51.000 millones de dólares de facturación (45,8 millones de euros), un 12,5% más que en el mismo período del año anterior, para convertirse en el número 1 mundial en la venta de ordenadores en 2018. La firma también se situó en el mismo ejercicio fiscal como líder entre los cinco principales jugadores del sector, con un repunte interanual del 9,5% interanual.

De esta forma, el fabricante chino alcanza una cuota global del 23,4%, por delante de HP. En el mismo año, además, la compañía tecnológica ha logrado hacer rentable su negocio de telefonía móvil, por primera vez desde la adquisición de la marca Motorola. Al mismo tiempo, la firma ha disfrutado del mayor crecimiento en el área de centro de datos en la historia de la compañía.

Alberto Ruano: "El ordenador personal vuelve al dormitorio y aumenta el gusto por las pantallas grandes"

En su intervención en un encuentro con clientes, socios, distribuidores, empleados y periodistas, celebrado en Bucarest (Rumania), Ruano también ha recalcado que el "ordenador personal vuelve a la habitación", en este caso de la mano del gaming, y ha destacado el creciente gusto de los consumidores hacia las pantallas grandes. Asimismo, el directivo ha anticipado la llegada a finales de este año de un móvil de la enseña Moto cuya pantalla se puede plegar, para guardar cómodamente en el bolsillo. Sobre este anuncio, los nostálgicos de la marca podrían comparar con el mítico Motorola V3 de finales del siglo pasado, considerado el teléfono tipo 'concha' mas vendido de la historia, con más de 130 millones de unidades en el mercado.

Resultados del ejercicio fiscal

Según se desprende sus cuentas anuales, el beneficio del grupo se situó en los 597 millones de dolares (536 millones de euros), un aumento de 786 millones de dólares (705 millones de euros) con respecto al año anterior. El cuarto trimestre del ejercicio fiscal se saldó con un crecimiento de dos dígitos (10,1% interanual) en los ingresos, que alcanzaron los 11.700 millones de dólares (10.500 millones de euros), con mejoras en todos los negocios por primera vez desde las adquisiciones de centros de datos x86 y Motorola, y una mejora de la rentabilidad cercana al 389% respecto al mismo período del año anterior.

Entre otros datos, el responsable de Lenovo Iberia ha recordado que su grupo ha logrado vender en todo el mundo más de 140 millones de ordenadores entre el año 2005 y 2019 en un total de 168 países, frente a los escasos 25 millones que comercializó IBM entre 1992 y 2005. Este dato, según el directivo, "demuestra el adn y ganas de crecer y ganar de su compañía".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.