Tecnología

Samsung acaba con el proyector de cine: llega a España la primera sala con pantalla LED

Adiós al proyector en el cine. Samsung ha presentado hoy en Leganés (Madrid) la primera sala de España que cambia la proyección de las películas por la emisión en una gran pantalla LED.

Cambiar el proyector por paneles LED permite tener una experiencia más inmersiva y mayor calidad de imagen. Al tiempo, abre la puerta a que las salas puedan tener una mayor versatilidad en la emisión de contenido, así como ganar en espacio para más espectadores gracias a no tener cabina de proyección.

Odeon Multicines ha instalado en el centro comercial Sambil de la localidad madrileña el primer modelo Onyx de Samsung en el país con la idea de mejorar la experiencia de cine. "El argumento diferencial de esta tecnología está en la calidad de imagen", explica Luis Millán, CEO y fundador de Odeon Multicines.

Al apostar por un panel LED se pueden tener negros completos, un nivel de brillo superior y un contraste mucho más avanzado que con un proyector. Se permite implementar HDR y emitir un contenido mucho más rico a nivel visual.

Calidad de imagen, argumento para atraer al espectador

La pantalla Onyx montada en Leganés es la intermedia de los modelos que Samsung cuenta en su catálogo, ya que las medidas están restringidas a las resoluciones puras de 2K y 4K, que es lo que marca DCI, el protocolo de Hollywood sobre cómo se debe instalar un cine.

Mide 10,2 metros de ancho, 5,4 metros de alto y combina resolución 4K, soporta contenido HDR y tiene un nivel de brillo de 300 nits. Una calidad sin precedentes en una sala de cine que hace llevar la experiencia a un nuevo nivel.

Y es que mientras que en una proyección tradicional el negro es gris, debido a que pantalla y lámpara tienen cierto reflejo que no permiten ver un negro puro, la Onyx ofrece un negro completamente negro y un nivel de brillo superior, permitiendo la emisión en HDR y el contenido se enriquece visualmente.

Una calidad de imagen con la que buscan atraer a los espectadores. "Aquí no hay miedo a Netflix ni a plataformas de streaming. Cuando la gente vea esto va a salir de su casa sin problema, Onyx es un espectáculo distinto", explica Millán.

Más allá de la calidad de imagen, Odeon aboga por una experiencia de sonido completamente nueva debido al reto que ha supuesto la nueva configuración de sonido de la sala.

Ahora no se pueden colocar altavoces detrás de la pantalla, como se hace habitualmente, sino que hay que virtualizar el sonido en la sala para que los diálogos queden centrados y el sonido pueda recorrer la sala. En esta ocasión Millán explica que en Sambil han instalado un complejo Dolby Atmos que le sitúa entre los más avanzados del mundo.

La calidad hay que pagarla

Asimismo Millán reconoce que el proyecto es ambicioso: "La inversión es muy importante, se llevará parte los beneficios de este cine al menos durante año y medio, que estará trabajando nada más que para pagar esta pantalla. Esperemos que esta tecnología baje su precio y se haga popular y la podamos tener en todos los cines porque la experiencia cine cambiará".

Pese a la inversión, el responsable del cine explica que el precio no subirá de momento ya que "queremos hacerla accesible al público de Madrid".

La instalación de esta pantalla, que se hace a través de paneles, conlleva un tiempo de entre tres y cuatro semanas, aunque no es posible hacerla en todos los cines. Para ser capaz de instalarla hay que contar con un espacio adicional donde anclar los soportes y cumplir con las medidas de instalación de DCI.

Nueva vía de negocio 

Samsung, cuya nueva división de cine se encuentra en plena expansión con la previsión de llegar a las cuarenta salas de este tipo en todo el mundo el mes que viene, argumenta que aunque la tecnología es cara, abre nuevas posibilidades al empresario.

"Es importante que el cine de un salto de calidad. A día de hoy compite ferozmente contra muchas ofertas de ocio. Desde plataformas en casa a otros entornos... hay que posicionarse como el mejor sitio en el que poder ver un contenido", ha explicado David Hernández, manager del desarrollo de negocio de Cine para Samsung en Europa.

"Además, la tecnología permite al exhibidor ampliar su negocio. Estamos hablando con empresas de esports, se pueden hacer eventos corporativos, retrasmisiones. Con esta pantalla queremos ofrecer ampliar el negocio más allá del cine", ha añadido Hernández.

Millán ha reconocido que la pantalla les abre camino a otras posibilidades pero de momento lo ve únicamente "desde el punto de vista meramente cine y nos estamos esforzando en esa experiencia".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.