Tecnología

Uber presenta su taxi aéreo eléctrico que comenzará a probarse en 2020 en EEUU y Dubái

Uber celebró ayer en Los Ángeles su Elevate Summit, un foro sobre el transporte aéreo en las ciudades, en el que dio a conocer un prototipo del taxi aéreo eléctrico que empezará a usar en pruebas en 2020 en EEUU y Dubái, con el objetivo de iniciar un servicio comercial de los mismos a diez años vista.

Uber ha explicado que los aparatos que empleará son completamente eléctricos y serán capaces de despegar y aterrizar en vertical, como un helicóptero, lo que se conoce como VTOL, por sus siglas en inglés. Este nuevo medio de transporte "generarán grandes cambios a nuestras ciudades y vidas: viajes diarios más rápidos, menor congestión del tráfico y un aire más limpio en todo el mundo", explicó la compañía.

El prototipo revelado por Uber llega gracias a un acuerdo de investigación con el Ejército de Tierra de EEUU con el que desarrollará y probará estos taxis aéreos. El Ejército de Tierra de EEUU financiará parcialmente el desarrollo de la tecnología de rotor que permitirá el funcionamiento de los VTOL.

La compañía dijo que costará entre 8 y 16 millones de euros la construcción de una unidad de demostración y que requerirá entre 126 y 252 millones para afrontar los costes de certificación y la compra de equipos para la producción inicial.

Uber rechaza los helicópteros actuales para crear esta red porque son demasiado ineficientes energéticamente y se inclina por un aparato con alas que sea capaz de volar utilizando baterías eléctricas, y de alcanzar velocidades de entre 241 y 321 kilómetros por hora y despegues y aterrizajes en un minuto.

"La aviación a demanda tiene el potencial de mejorar radicalmente la movilidad urbana, devolviendo a las personas el tiempo perdido en sus viajes diarios", explicó Uber. Para ello, Uber desplegaría una "red de aparatos pequeños y eléctricos" VTOL pilotados junto a "vertiports", núcleos con múltiples plataformas para el despegue y aterrizaje de los taxis aéreos.

Trayectos de 15 minutos

La empresa dirigida por Dara Khosrowshahi puso de ejemplo un trayecto en coche en California, entre el distrito Marina de San Francisco y el centro de San José, supone hoy en día dos horas teniendo en cuenta el tráfico, un tiempo que sería especialmente apreciado en Silicon Valley, ya que con el servicio del taxi aéreo eléctrico el viaje se acortaría a 15 minutos con un coste de unos 100 euros  por trayecto.

En la actualidad, ese trayecto con UberX cuesta 93 euros y con UberPool 70 euros. Pero Uber señaló en su documento que en el largo plazo, el precio del taxi aéreo se reduciría a 17 euros para el trayecto entre San Francisco y San José.

Uber aplica los mismos cálculos a un recorrido entre el centro de Sao Paulo y los suburbios en Campinas, en Brasil. En este caso el viaje se reduciría de dos horas y 10 minutos en coche a 18 minutos con el taxi aéreo, que costaría inicialmente 129 euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

uno
A Favor
En Contra

Está claro que les sale el dinero por las orejas... pero claro con los bancos centrales imprimiendo a todo ritmo... normal que cualquier iniciativa sea financiable.

Por otro lado, suena interesante. Uber sigue renovando lo que parecía inamovible.

Puntuación 1
#1