Tecnología

Ametic: "El Gobierno que venga debe priorizar la transformación digital de la industria"

José Manuel de Riva, presidente de Ametic. Elisa Senra.

El Gobierno que venga se encontrará sobre la mesa con un buen puñado de tareas pendientes por parte de la patronal tecnológica española. El impulso de la industria, la transformación digital, la apuesta por la innovación y la adaptación de los planes de estudio a las necesidades productivas del país son algunas de las asignaturas pendientes que requieren medidas urgentes.

José Manuel de Riva, presidente de la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (Ametic), recalca en una entrevista con elEconomista su preocupación por impulsar los proyectos que favorezcan la reindustrialización.

¿Cómo lleva España la digitalización de la economía?

Hay mucho que mejorar. España está muy rezagada respecto a Europa, y Europa está muy retrasada respecto al mundo, por lo que tenemos que correr mucho más que el resto. Y esa agilidad y necesidad no las percibimos lo suficientemente expuestas en los programas de los partidos políticos que concurrieron en las últimas elecciones.

¿Qué recomienda al Gobierno que salga elegido en la Cortes o en las urnas?

Como recomendación principal, venga el Gobierno que venga, debe priorizar todos los asuntos relacionados con la transformación digital de la industria y la economía. La industria es clave porque tiene muy poco peso en el PIB español y en el sector productivo. Pero la política industrial no se improvisa. Debe hacerse con una visión de país.

¿Qué objetivos debe marcarse el país para alcanzar a sus vecinos más desarrollados?

No habrá ni crecimiento ni un futuro industrial para nuestro país si no nos marcamos como objetivo ubicar a España, entre 2018 y 2020, en el top 20 del índice NRI (Networked Readiness Index) del World Economic Forum, y en el top 10 del índice europeo DESI (Digital Economy and Society Index).

¿Desde qué posición partimos en dichos índices?

España ocupaba el año pasado el puesto 34 en el NRI y el puesto 14 en el DESI, muy lejos de donde necesitaríamos estar para poder afirmar que estamos y estaremos entre los países desarrollados.

¿La Investigación y el Desarrollo (I+D) sigue siendo la hermana pobre de la industria?

La I+D es otra asignatura pendiente. Estamos muy bajos en comparación con otros países. Después de la crisis hemos perdido varias décimas, por lo que es algo urgente que debemos retomar, tanto en la I+D pública como en la privada.

¿Qué receta propone al sector público para impulsar el I+D?

Entre otras medidas, se debe mejorar la demanda temprana, es decir, la compra pública innovadora. Necesitamos que las administraciones públicas dediquen un porcentaje de sus compras a productos innovadores. Partimos de un nivel muy bajo, del 1 por ciento, y tenemos que llegar a al 3 por ciento. Otros países de la UE ya hablan de alcanzar al 5 por ciento.

Para el que no lo sepa, ¿qué es la demanda temprana?

La demanda temprana obliga a priorizar en las compras públicas aquellas innovaciones que se desarrollen en el país y que permitan incentivar la oferta de productos que pueda contribuir al desarrollo de los mismos y al I+D. Algunas administraciones tienen la demanda temprana entre sus tareas, aunque no nos consta que lo estén cumpliendo al pie de la letra. Otras administraciones, sin embargo, no lo contemplan ni como requisito.

Algunas empresas a las que representa Ametic aseguran que la regulación sectorial les entorpece más que ayuda. ¿Está de acuerdo?

Sí, muy de acuerdo. Existe una alta fiscalidad y muchas trabas burocráticas. La regulación europea, por ejemplo, se ha centrado en abaratar servicios, como es el caso del roaming en la UE, sin considerar que la inversión del sector privado requiere de unos retornos.

¿Qué mejoras propone desde el punto de vista normativo?

Desde Ametic echamos en falta las ayudas fiscales a la innovación. Una cosa es que existan y otra que sean efectivas. Hay muchos casos de empresas que hacen I+D pero Hacienda no se lo reconoce, con lo cual se penaliza la innovación. Tienen que existir mecanismos más ágiles y sencillos. No estamos pidiendo subvenciones, sino unas menores fiscalidades y cargas sociales.

Las grandes empresas parecen comprometidas con lo que denominan la transformación digital de sus procesos y negocios. ¿En qué consiste esta tendencia?

La transformación digital no es hacer lo que se estaba haciendo tradicionalmente, pero con un soporte informático, con un ordenador y software alrededor, poniendo a los empleados una pantalla que les proporcione soporte para manejar los datos. Lo anterior no sirve. La transformación digital consiste en hacer las cosas con otra visión, pensando en clave digital, en mercados abiertos, globales, con barreras cada vez menores. Hablamos de una nueva cultura, en la que no importa dónde lo hagas ni cómo, sino que lo que produzcas sea competitivo y rentable. Todo lo anterior obliga a cambiar los procesos y a pensar en modelos disruptivos que están por llegar y que muchos no lo van a ver venir. De hecho, para que una empresa sea competitiva tiene que transformarse digitalmente, reinventarse y partir casi de cero.

¿Hablará con el Gobierno cuando llegue el momento para transmitir todos estos mensajes?

Tenemos la antena puesta y estamos dispuestos a hablar con el Gobierno y con los ministros que sean. Todo nuestro empeño va en beneficio del país, no en provecho de nuestro sector. Queremos que los gobiernos empujen la transformación digital, porque de lo contrario va a costar mucho más y se a perder competitividad. Está tan claro que la innovación y la inversión en el mundo digital están tan relacionadas con el crecimiento que quien no lo vea es que está muy ciego.

¿La educación en España está a la altura de tan altas exigencias?

En eso también fallamos. Tenemos un modelo educativo incapaz de adecuar la formación y la oferta de profesionales con la demanda de la economía y las empresas. Los planes de estudio son tremendamente rígidos y tardan mucho en modificarse.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Fan
A Favor
En Contra

Lo que quieren estos ladrones es ingenieros con el salario mínimo. Que no os engañen.

Puntuación 0
#1