Tecnología

La CE valorará la insatisfacción sobre velocidad de Internet antes de regular las telecomunicaciones

La Comisión Europea (CE) tendrá en cuenta los resultados de dos consultas públicas que muestran la insatisfacción de los usuarios sobre la velocidad de Internet entre otros asuntos a la hora de acometer la reforma prevista este año de la regulación de las telecomunicaciones.

La CE explicó en un comunicado que la primera encuesta, en la que participaron más de 1.500 personas, muchos europeos consideraron que sus necesidades en términos de velocidad y de calidad de la conexión a internet "no se cumplen".

También mostró que los usuarios esperan que el uso de los servicios y aplicaciones de internet "se incremente drásticamente para 2025", por lo que ven "necesario que haya medidas que apoyen el desarrollo de infraestructura en línea con sus futuras necesidades", apuntó.

Otro dato que destaca la consulta es que mientras que los usuarios perciben que la velocidad de descarga es la característica más importante de la conexión fija a Internet, otros aspectos de la conectividad como la velocidad de subida, la latencia, la fiabilidad o un acceso ininterrumpido "ganarán una importancia significativa en el futuro".

Por su parte, la directora general de la Organización de Operadores de Telecomunicaciones Europeos (ETNO), Lise Fuhr, comentó en un comunicado que el informe que muestra que los ciudadanos y las empresas europeos "piden una conectividad súper rápida y de alta calidad" a Internet.

"Debería facilitar las inversiones adicionales"

Recordó que el llamado Internet de las cosas, la conexión a banda ancha móvil 5G y una nueva oleada de consumo de servicios "dependerá de una cobertura de alta capacidad y calidad". "La revisión de la ley de telecomunicaciones debería facilitar inversiones adicionales e innovación", concluyó Fuhr.

La segunda consulta impulsada por el Ejecutivo comunitario recabó puntos de vista sobre diferentes aspectos como la manera en que las normas de la UE pueden incentivar el despliegue de nuevas redes de banda ancha, la gestión del espectro radioeléctrico o el servicio universal.

Los europeos que respondieron consideraron que los principios de la UE para salvaguardar la libre competencia deben seguir apuntalando la regulación comunitaria en este campo.

Al mismo tiempo, los participantes -entre los que se encuentran empresas, partes interesadas en el sector o ciudadanos- reconocieron que es necesario un "ajuste político" para mejorar la conectividad y avanzar en el mercado interior.

La Comisión analizará ahora estos resultados para desarrollar un informe completo que servirá de guía en la reforma del marco regulador de las telecomunicaciones que prepara Bruselas para este año.

"Crear las condiciones adecuadas para impulsar los productos digitales, las redes y los servicios es parte de la estrategia de la Comisión sobre el mercado único digital", afirmó la CE.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin