Tecnología

Las razones por las que el creador de ChatGPT cree que es el fin del teletrabajo y que implementarlo fue un error

Uno de los debates más latentes y polémicos de los últimos años ha sido sobre la adopción del teletrabajo por parte de empresas y trabajadores. Todo comenzó con la pandemia, cuando por necesidad y obligación la gente tuvo que trabajar desde sus casas, lo que descubrió a muchos que podían realizar el mismo trabajo desde sus hogares, ahorrándose el tener que ir a la oficina y pasar tantas horas fuera.

No fue hasta la denominada "vuelta a la normalidad" que las empresas obligaron a sus empleados a volver a las oficinas, una polémica que ha enfrentado a las compañías con sus trabajadores que incluso se ha desencadenado en despidos masivos.

Cada uno tiene sus propias valoraciones sobre el teletrabajo, muchos están a favor y muchos otros en contra, pero resulta interesante escuchar las motivaciones de aquellos que ven más de cerca los efectos de trabajar desde casa, aunque después de múltiples estudios, los investigadores todavía no han logrado saber si el trabajo en remoto reduce o mejora los índices de productividad de las compañías.

Uno de los sectores donde más se aplicó el teletrabajo, y hoy en día sigue siendo una opción muy utilizada (muchos empleados se niegan a volver a la oficina) es el tecnológico. Sam Altman, CEO de OpenAI, empresa creadora de ChatGPT y uno de los referentes del sector, ha compartido su opinión sobre este debate y ha dicho que implementarlo fue un error, y que el fin del trabajo en remoto está muy cerca.

Altman defiende su posición alegando que el teletrabajo no favorece para nada la comunicación en las empresas lo que impide que surjan buenas nuevas ideas. A pesar de su postura, Altman reconoce que algunos de sus mejores empleados teletrabajan y que no tienen intención de hacerles venir a la oficina.

Las razones de Altman para estar en contra del teletrabajo

  • Aislamiento profesional y social: La falta de interacción directa con los compañeros puede afectar a la salud emocional de los trabajadores y a la cohesión del equipo.
  • Dificultades para separar la vida laboral de la personal: Sin una oficina física, algunos empleados pueden tener problemas para desvincularse del trabajo, lo que afecta a su equilibrio entre vida laboral y personal.
  • Riesgo de agotamiento: La flexibilidad puede dar lugar a jornadas laborales más largas, especialmente sin una estructura de horarios fijos.
  • Dificultades de gestión y supervisión: Puede ser difícil para los directivos supervisar y evaluar el rendimiento de sus equipos a distancia.
  • Ciberseguridad: El trabajo a distancia plantea retos adicionales a la hora de proteger la información confidencial y prevenir ciberataques.

De esta manera, tanto Altman como Elon Musk o Mark Zuckerberg son magnates que se muestran en contra del teletrabajo, mientras que otros como Bill Gates, se muestran a favor e incluso aboga por semanas laborales de cuatro días.

Dicho esto, estas son tan solo las opiniones de estos empresarios, y como decíamos antes, todavía nadie ha logrado demostrar que el trabajo en remoto sea mejor o peor que el presencial, por lo que por el momento tendremos que conformarnos con la opinión del jefe que tenga cada uno y las decisiones que tome respecto a este tema.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud