Tecnología

El sustituto de las placas solares ya está aquí: estas persianas fotovoltaicas son más eficientes y rentables

Alamy

La eficiencia energética se ha convertido en los últimos años en un aspecto a tener en cuenta y valorar en los hogares, ya no solo por la cuestión climática y el agotamiento de los recursos, sino también por el alto coste a pagar por el consumo de esta energía. Por ello, las opciones sostenibles están en auge y la investigación no se centra solo en seguir desarrollando los sistemas existentes, sino que estos siguen evolucionando para lograr nuevas soluciones más rentables y efectivas.

Esto es justo lo que parece haber logrado un grupo de investigadores de la universidades chinas de Tsinghua de Pekín y de la Universidad de Shenzhen, ya que han diseñado el nuevo sustituto de las placas solares o por lo menos la versión adaptada a las grandes ciudades donde no todos las casas tienen tejados o jardines para poner estas placas.

Decimos que este invento es ideal para las grandes ciudades porque consiste de un producto que prácticamente todos los españoles tenemos en casa, y es se trata de unas persiana fotovoltaicas que son capaces de cambiar su posición e inclinación a lo largo del día para ser lo más eficiente posible en cada momento, según sus desarrolladores llegando a generar hasta un 226% más de energía que las placas estáticas convencionales.

Esta era una solución necesaria al problema de eficiencia energética que sufren los rascacielos y grandes edificios de las ciudades, y es que en 2020, los sectores de la edificación y la construcción representaron el 36% y el 37% de la demanda mundial de energía y de las emisiones de CO2 relacionadas con la energía.

Como explicaron los investigadores, estas persianas ofrecen "un enfoque viable que permite regular eficazmente la carga térmica, la penetración de la luz natural y la generación de energía". Si bien es cierto que muchas cristaleras de los rascacielos usan el vidrio fotovoltaico, este no tiene en cuenta el movimiento del sol a lo largo del día.

En el caso de estas persianas, al cambiar de posición e inclinación según la posición del sol, mejoran su rendimiento energético frente a otras soluciones del mercado. A parte de sus capacidades dinámicas, la otra gran razón de su eficiencia es su material y componentes, ya que por un lado consiste en una aleación de aluminio que es capaz de soportar todo tipo de condiciones climatológicas.

Y a su vez porque cada lamina de la persiana está compuesta de hasta 26 células de silicio monocristalino, lo que según su fabricante consigue una eficiencia del 21,32%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud