Tecnología

El contundente aviso de la Policía Nacional a menores sobre este tipo de mensajes en redes sociales: "¿Te están amenazando?"

  • En estos casos la víctima nunca es culpable y es necesario que los adultos sean comprensivos y les apoyen
  • Antes de abrirse un perfil en redes sociales, hay que educar a los menores de edad en los peligros de la red

Internet es un lugar repleto de cosas buenas y ventajas para los usuarios, pero es muy importante tener en cuenta y no olvidarse de que la red también esta repleta de engaños y peligros que pueden comprometer nuestra seguridad e incluso nuestra integridad personal.

Esto es algo de lo que muchas veces pecamos, aun sabedores de las posibles amenazas que existen, pero en el caso de los menores de edad los peligros se multiplican enormemente porque estos no tienen la educación, conocimientos y perspicacia suficiente para detectar cuando se están metiendo donde no deberían.

Y no es hasta que es demasiado tarde y la situación se les ha ido de las manos que los más jóvenes se dan cuenta que se han metido en un problema. Por suerte, muchas veces estos errores tienen solución y el ejemplo está en que la Policía Nacional acaba de detener en Cataluña a un depredador sexual que había acosado a más de 20 menores de edad a través de redes sociales para luego extorsionarlas sexualmente.

Normalmente, los menores son contactados por redes por un perfil falso que se hace pasar por una persona de su edad, pero que en realidad es un adulto. Al principio el depredador sexual se encarga de entablar una amistad con el menor, para poco a poco ir ganándose su confianza y casi sin darse cuenta las conversaciones han escalado de nivel y ha habido un intercambio de fotos personales o íntimas.

A partir de este momento, el depredador, que ya tiene control de la situación, se dedica a pedirle más al menor y amenaza a este con publicar las imágenes o conversaciones que ya tiene si este no continúa enviándole contenido.

Los consejos de la Policía para estos casos

Lo primero de todo es que en estas situaciones, la víctima nunca es culpable de nada, y como padre, tutor o persona de confianza del afectado hay que mostrarle siempre nuestro apoyo, porque aunque parezca complicado, tiene solución.

Pero para evitar llegar a esta situación hay una serie de recomendaciones que los menores de edad y más jóvenes deben seguir:

  • Ten en cuenta que en Internet no todo el mundo dice ser quien es, por lo que no es recomendable añadir en redes sociales a personas desconocidas.
  • Tampoco te creas todo lo que te dicen por redes sociales, desconfía y hazle caso a tu intuición.
  • Nunca compartas imágenes íntimas, personales o comprometedoras por redes, porque se pueden volver en tu contra.
  • En el caso de que te encuentres en una situación que no quieres, acude a un adulto de confianza, ya sean tus padres, un profesor o incluso la propia Policía.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud