Tecnología

Elon Musk muestra al primer humano con "telepatía" tras el implante de Neuralink: "Es como usar la fuerza de Star Wars"

  • Noland Arbaugh quedó tretapléjico hace 8 años en un accidente. Ahora puede mover el cursor de su ordenador con la mente
  • Las pruebas de Neuralink llevan cargadas de polémicas desde su experimentación con primates no humanos

Noland Arbaugh perdió gran parte de la movilidad hace ocho años tras un accidente. Ahora, a sus 29, se ha convertido en el primer humano en implantarse uno de los prototipos de Neuralink, la empresa más futurista de Elon Musk que promete conectar mente humana y máquina, y cuya aplicación más palpable es poder dotar de independencia a personas como este joven norteamericano.

Este miércoles Musk compartía un directo en X donde un ingeniero de Neuralink acompañaba a Arbaugh desde su casa en sus primeros momentos con el implante cerebro-software. La muestra, de 9 minutos, nos dejaba ver al paciente contento y pudiendo mover el cursor de su Mac para jugar una partida de ajedrez. "Es como usar la fuerza (de Star Wars). Ha cambiado mi vida", afirmaba.

Las pruebas de Neuralink habían generado polémica desde que se supo de la muerte de varios primates no humanos en su fase de experimentación. Hace unos meses se lanzó la primera búsqueda de testeo con humanos, y estos son los primeros resultados.

Neuralink se hace realidad

Neuralink afirma que la capacidad del paciente para controlar un cursor en una pantalla solo con su pensamiento es solo la punta del iceberg de lo que esta tecnología podría lograr en los próximos años.


Desde su fundación, Neuralink ha estado en la vanguardia de la investigación y el desarrollo de interfaces cerebro-computadora, con el objetivo de fusionar la mente humana con la inteligencia artificial.

La cirugía realizada con precisión robótica para implantar el chip en una región del cerebro que controla la intención de moverse no solo es un testimonio de la avanzada tecnología de la compañía, sino también de su compromiso con la mejora de la calidad de vida de las personas a través de la innovación.

El impacto (y las dudas) de Neuralink más allá del control mental

Las ambiciones de Musk para Neuralink van más allá de controlar dispositivos electrónicos con la mente. La promesa de tratamientos para condiciones como la obesidad, el autismo, la depresión y la esquizofrenia mediante la inserción rápida y segura de chips cerebrales plantea un futuro donde los límites entre la biología humana y la tecnología se desdibujan cada vez más.

A pesar de los desafíos y la necesidad de un escrutinio cuidadoso en cuanto a la seguridad y la ética, el potencial de Neuralink para transformar la medicina y la interacción humano-máquina es inmenso.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud