Tecnología

La Inteligencia Artificial es cada vez más humana y eso la hace todavía más inteligente

Parlamento Europeo// Concepto de IA y humanos

Dos científicos, uno de ellos de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona, han presentado sus avances en su proyecto de entrenar a una red neuronal artificial para que sea capaz de combinar conceptos como lo hace una persona, cosa que hasta ahora a la Inteligencia Artificial (IA) no ha sido capaz de conseguir.

A pesar de que la IA es lo más cercano a una persona humana que existe en el mundo tecnológico, es cierto que las máquinas todavía están muy por detrás de alcanzar nuestras capacidades en muchos aspectos, pero poco a poco se están acercando.

Y es que como recoge el artículo recientemente publicado en la revista Nature, estos dos científicos han logrado superar un reto que llevaba más de 35 años siendo un quebradero de cabeza para investigadores de todo el mundo.

Primero hay que entender cómo funciona y aprende la IA, y es que esta tecnología se entrena a base de volcar enormes cantidades de datos e información junto a instrucciones para que aprendan a "fuerza bruta". No obstante, este formato de entrenamiento aunque efectivo, limita las capacidades de la IA a simplemente repetir aquello que le han enseñado, de una forma determinada, lo que impide que esta máquina sea capaz de vincular conceptos.

Si has probado alguna plataforma o app de IA, muy posiblemente te hayas encontrado con que los resultados no son lo que buscabas, y es que el problema de ello era que no le estabas dando los prompts (indicaciones) exactos de lo que querías.

Por ejemplo, si le enseñas a una IA a jugar a videojuegos, y la entrenas para que comprenda "moverse hacia adelante" y por otro lado el concepto de "girar a la izquierda". Esta IA no será capaz de entender lo que tiene que hacer cuando le pidas "moverse hacia adelante dos veces y luego girar a la izquierda", porque no entiende la combinación.

Y si bien el reto de conseguir que la IA no aprenda así llevaba décadas sin superarse, dos científicos, uno de Nueva York y otro de Barcelona, dicen haber dado con la clave. Al parecer han cogido un modelo de IA que se basa en la arquitectura que usa ChatGPT, pero con una escala menor y más sencilla y han cambiado la forma en la que esta aprende.

"La red no aprende repitiendo ejemplos y recordando, sino que aprende a generalizar", explica uno de los investigadores. Y es que el objetivo de este proyecto es el de enseñarle a organizar conceptos siguiendo un orden lógico y no memorizando.

Por desgracia, los propios científicos reconocen que el éxito es relativo, ya que este avance está limitado en lo que se refiere a las utilidades que se pueden hacer de él en el mundo real. Aun así, no hay que perder la esperanza ya que el descubrimiento abre la posibilidad de entrenar modelos de IA de una manera más económica y accesible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud