Tecnología

Sevilla sufre un secuestro de sus sistemas informáticos, pero se niega a pagar el millón de euros que piden

Alamy// Ayuntamiento de Sevilla

Parece que el Ayuntamiento de Sevilla ha vuelto a operar como si estuviera en el siglo pasado, funcionando con lápiz y papel para hacer todos los trámites después que un grupo de cibercriminales haya tomado el control de sus servicios telemáticos y demanden más de un millón y medio de euros como rescate, cantidad que las autoridades se niegan a pagar.

A medida que digitalizamos más los diferentes aspectos de nuestra vida, estamos exponiendo más sitios, documentos o incluso personas a sufrir un ciberataque, y es que, hoy en día es mucho más probable que te roben a través de internet que lo hagan a pie de calle.

Los últimos en comprobar esto han sido el Ayuntamiento de Sevilla, quienes han detectado esta mañana que sus servicios informáticos no funcionaban con normalidad. Tal y como ha confirmado el Consistorio, el secuestro de los servicios telemáticos del Ayuntamiento se ha producido por un grupo de ciberdelincuentes llamado Lockbit que según el concejal de Transformación Digital, Juan Bueno, son de origen holandés y considerado uno de los más importantes del mundo.

Al parecer, este grupo criminal ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento y están pidiendo más de un millón y medio de euros, cantidad que desde el gobierno municipal de Sevilla se han negado a pagar alegando que "en ningún caso negociará con ciberdelincuentes".

En los mensajes que han recibido las autoridades, los criminales calculan unos daños valorados en más de 5 millones de euros, aunque durante la comparecencia, el concejal ha asegurado que el daño está localizado y en principio no parece tan grave.

Y mientras el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) y el Cuerpo Nacional de Policía han comenzado a investigar el secuestro, el Ayuntamiento ha interrumpido todos los servicios  o incluso en algunos casos han vuelto al bolígrafo y el papel.

Como era de esperar esta situación ha llevado al caos en la gestión de trámites para las gestiones ciudadanas como la gestión de la cita previa o el pago de tributos, teniendo en cuenta que acaba de comenzar el segundo plazo para el Impuesto de Bienes Inmuebles.

A su vez, el departamento de los bomberos y de la Policía Local han tenido que volver también al papel para la gestión y orden de sus actuaciones. 

A pesar de que ya se ha detectado el foco, los expertos recomiendan prudencia a la hora de reactivar los equipos informáticos ante el temor de que se trate de una trampa, un ataque señuelo que tenga una segunda fase si se actúa precipitadamente.

Pero lo más preocupante del asunto es que es la segunda vez que el Ayuntamiento de Sevilla sufre un ciberataque en los últimos tres años, donde un grupo de hackers suplantó a la empresa encargada de instalar las luces de navidad y consiguieron robar un millón de euros de las arcas públicas.

Los expertos están señalando un nuevo patrón de ataque entre los ciberdelincuentes, en lo que ya no se basan tanto en virus maliciosos para conseguir lo que quieren, sino que lo que buscan es la manipulación psicológica de las víctimas para que sea directamente esta quien entregue su objetivo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud