Tecnología

Nvidia se corona como la reina de la inteligencia artificial generativa y el mercado celebra la fiesta

  • Pulveriza expectativas y espera facturar un 64% más el próximo trimestre
  • Pocas empresas le hacen sombra en el nicho, pero AMD es una de ellas
  • El futuro del mercado está en capitalizar las oportunidades en IA generativa
La sede de Nvidia en Santa Clara, California. Foto: iStock.

Las acciones de Nvidia están registrando una avalancha de compras. Tras la apertura de Wall Street, sus títulos llegan a subir un 24,37% y cierra la sesión en los 379,8 dólares (desde los 305 del último cierre), lo que le lleva a alcanzar su máximo histórico. Este afán por entrar en la compañía tiene su explicación en la inteligencia artificial generativa. La firma de chips lidera esta carrera tecnológica en su sector y el mercado no solo lo compra, sino que se une a la fiesta.

El revuelo en torno a la compañía se ha generado tras sus resultados del primer trimestre fiscal de 2024 (que finaliza en abril) y, sobre todo, tras sus perspectivas para el periodo en curso (mayo-julio). Nvidia espera aumentar su facturación un 64% en tasa interanual, hasta los 11.000 millones de dólares. La cifra ha pulverizado cualquier expectativa previa. En lo que respecta al periodo presentado, sus ingresos han bajado un 13% interanual, hasta los 7.192 millones, pero su beneficio neto ha mejorado un 26%, hasta los 2.043 millones.

Hace solo una semana, en una nota para clientes, Bank of America (BofA) situaba el próximo máximo de Nvidia en los 334 dólares. Poco ha tardado en romper esa barrera y en batirla con creces tras dispararse este jueves. Otros apuntan más alto y, por ejemplo, JP Morgan ve sus títulos en los 500 dólares. Es decir, le da el doble de valoración desde su estimación previa, los 250 dólares. Los analistas consideran que la firma está bien posicionada para absorber la ola de demanda que genere la IA generativa, cuyo potencial, a su vez, es enorme. 

Además, la de chips puede presumir de ser la más valiosa de su sector y, en función de cómo termine la jornada, puede quedarse cerca del billón (trillion) de capitalización. De lograrlo, será la primera en su sector en romper esa barrera. Actualmente, su valor es en torno a ocho veces mayor que el de Qualcomm o Intel. Además, la compañía tiene la mejor ratio precio/ventas del Nasdaq 100 -que refleja lo que pagan los inversores por cada dólar de facturación-, según eToro, que se sitúa en los 28x (le otorgan 28 dólares por cada uno de ventas).

Los chips de Nvidia son los que tienen mayor capacidad para ejecutar aplicaciones con inteligencia artificial (IA). La estrategia de la compañía en este ámbito está dando sus frutos y, según sus previsiones, todavía vendrán muchas más alegrías. Aunque su negocio ha bajado en gaming y en visualización profesional en el periodo presentado (en comparación interanual), Nvidia ha compensado esa caída con sus divisiones de centros de datos y automoción, que han crecido un 14% y un 114%, respectivamente. Pocas compañías del sector le hacen frente, aunque Advanced Micro Devices (AMD) es la siguiente competidora en ese nicho, la IA generativa.

Actualmente, el mercado se está centrando en la IA generativa, la que está detrás de aplicaciones como ChatGPT. Inversores e industria, todos, intentan distinguir dónde están las verdaderas oportunidades y, en el sentido opuesto, quiénes serán los perdedores, a quiénes se llevará por delante esta disrupción. Para tratar de acertar, hay que poner el foco en su apellido, generativa, lo que implica que esta tecnología puede crear sus propios contenidos, ya sean imágenes, texto o sonido. En las últimas décadas, la IA se limitaba a dar veredictos sobre los datos que procesaba, sacaba conclusiones, pero su verdadera revolución ha estallado cuando la tecnología ha sido capaz de generar cosas que no existían previamente. Un salto importante.

Intel, que va rezagada en esta carrera, está modificando su estrategia. Este lunes, la de chips presentaba un nuevo procesador para IA, con mayor capacidad, aunque este no estará disponible hasta 2025. Por el momento, sus propuestas no son capaces de competir con las más avanzadas de Nvidia o AMD. Otras firmas del sector, TSMC o Qualcomm, que han tenido más peso en los semiconductores para otro tipo de usos, como electrónica de consumo, se han visto lastradas por el deterioro económico y la caída de la demanda. Sus diferentes estrategias evidencian qué es lo que funciona y qué no.

"La industria informática está yendo hacia dos transiciones simultáneas -la computación acelerada y la IA generativa-", ha señalado Jensen Huang, el fundador y consejero delegado de Nvidia en la presentación de resultados, lo que también da una pista de hacia dónde va su plan de negocio. Según sus estimaciones, al menos un billón (trillion) de dólares de infraestructura instalada de centros de datos virará desde su estadio actual hacia las dos tendencias que el directivo mencionaba justo antes. "Las compañías se apresuran a aplicar la IA generativa en cada producto, servicio y proceso de negocio", zanja.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud