Tecnología

Google presenta a Bard: su inteligencia artificial que pretende competir con ChatGPT

  • La herramienta estará integrada en el buscador de Google y funcionará como complemento a las búsquedas
  • Tiene la ventaja de estar conectado a internet, por lo que siempre está actualizado
Google

Todo parece indicar que la inteligencia artificial va a ser la tecnología que más se va a desarrollar y utilizar en el futuro cercano, ahora las compañías que llevan años trabajando en ella se encuentran en una carrera por ver quién es la líder de esta materia, por el momento ChatGPT tiene la ventaja, pero Google acaba de presentar Bard, su propia versión que pronto estará integrada en su motor de búsqueda.

Si para la gran parte de la sociedad la llegada de ChatGPT supuso un paso muy positivo para el acercamiento de la inteligencia artificial (IA) a nuestras actividades del día a día, podemos estar bastante seguros de que a Google no le hizo ninguna gracia, ya que el éxito de la compañía es ser el líder dominante del sector.

ChatGPT se ha posicionado como el cabecilla por ahora de este sector, y es que su gratuidad del servicio atrajo a millones de usuario que están muy contentos con los resultados. Algo que debe estar revolviendo a Sundar Pichai, CEO de Google, ya que OpenAI se les ha adelantado por unas semanas con el lanzamiento de esta tecnología.

Google presenta a Bard

Basado en el modelo de funciones lingüísticas y de conversación LaMDA (Language Model for Dialogue Applications), esta IA funciona de manera muy similar a ChatGPT. Esto es principalmente porque es un chat que toma información de internet y la emplea para ofrecer respuestas actuales y de calidad para los usuarios.

Según Google , Bard es más preciso y exacto debido a que tiene acceso directo al buscador, por lo que siempre está actualizado frente a ChatGPT que solo ha sido entrenado con información hasta 2021. La compañía señala que esta IA es un complemento más para las búsquedas y destaca la capacidad de Bard para ofrecer respuestas veraces, algo importante ya que la IA puede inventar hechos, dar datos erróneos o potenciar malas actitudes (racismo o xenofobia) con bastante facilidad.

Por el momento la compañía solo ha extendido el acceso a Bard a una serie de probadores oficiales, pero asegura que "en las próximas semanas" se llevará el despliegue masivo y la extensión a las herramientas de Google.

Lo cierto es que parece que la IA tiene muchísimo potencial y el añadido de integrarlo en Google hará que millones de usuarios puedan probarla. Desde dar respuesta a las preguntas de un niño de 10 años hasta explicarte los motivos de un conflicto bélico, Bard parece que ha venido para quedarse y competir con ChatGPT.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud