Tecnología

La nueva Agencia Espacial española, sin señales de vida ni ordenadores

  • La 'Nasa sevillana' carece de presidente y empleados 45 días después de su elección
Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación. Foto: Europa Press

Ha pasado mes y medio desde la designación de Sevilla como sede de la Agencia Espacial española sin que hasta la fecha se hayan detectado señales de vida. La considerada apuesta transformacional más importante de la ciudad desde la Expo 92, según valoró Antonio Muñoz, alcalde de la capital andaluza, aún está pendiente de su constitución. "Por ahora no hay noticias de quién será el presidente, cuándo se contratarán a los primeros funcionarios y cuándo se comprarán los primeros ordenadores, entre otros detalles", según señalan a este periódico fuentes conocedoras de la situación.

El organismo, bautizado coloquialmente como la Nasa sevillana, estará ubicado en el edificio del Centro de Recursos Empresariales Avanzados (CREA), un inmueble de más de 3.300 metros cuadrados ya acondicionado para acoger personal y ponerse en funcionamiento de forma inmediata. También cuenta a su favor con "una buena red de conexiones internacionales aéreas, AVE y terrestres, una amplia y variada oferta hotelera, así como un conjunto sólido de informes de impacto, sinergias y mercado inmobiliario", según destacaron el pasado 5 de diciembre fuentes del ministerio de Ciencia e Innovación que lidera Diana Morant.

Sin embargo, la coexistencia de hasta siete ministerios diferentes y otros dos organismos públicos ha complicado el arranque en la primera toma de decisiones. En la Comisión consultiva que eligió la ciudad hispalense entre 21 localidades candidatas, contó con la participación del Ministerio de Política Territorial; Asuntos Económicos y Transformación Digital; Trabajo y Economía Social; Transición Ecológica y el Reto Demográfico; Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; Hacienda y Función Pública; Transportes, Movilidad y Agenda Urbana; así como Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática; y Derechos Sociales y Agenda 2030.

Fuentes empresariales estiman que el organismo contará con medio centenar de funcionarios, cuya designación y traslado podría demorarse hasta el inicio del próximo verano. Las mismas consideran que hasta el momento solo se ha producido la "fase de festejos", por la designación de Sevilla como enclave para el futuro hub espacial español, sin presencia de nuevos signos de actividad. "Las cosas del espacio van despacio", bromean desde sectores relacionados con la industria aeroespacial, para recalcar que el esperado impacto económico a corto plazo, cifrado en 360 millones de euros, podría hacerse esperar más de lo deseable.

El 7 de diciembre pasado, apenas 48 horas después de conocerse la designación, la ministra Diana Morant -en una visita relámpago a Sevilla- destacó la celeridad de todo el proceso para que en el primer trimestre de 2023 la Agencia Espacial esté ya operativa.

El principal motivo de urgencia radica en que la Agencia está vinculada al Perte Aeroespacial, que en 2022, según Morant, movilizó 400 millones de euros (de los que 80 han ido a Andalucía), y que debe mover en total 4.500 millones con la fecha tope de 2025. "Se van a coordinar desde Andalucía para toda España", en la Agencia, explicó la ministra.

A la espera de que nuevas empresas busquen el calor de la sede sevillana

La industria aeroespacial andaluza espera que la nueva Agencia sea un factor determinante para elevar la facturación actual del sector, que ronda los 2.400 millones de euros y cuenta con 14.500 empleados en la comunidad. De las 152 entidades vinculadas al sector espacio en Andalucía, 64 están radicadas en Sevilla, que concentra además el 26% de los grupos de investigación y el 42% de los organismos públicos asociados al espacio. Administraciones y empresarios esperan que la 'Nasa española' sea un imán para la inversión.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud