Tecnología

Peloton cambia de estrategia para intentar sobrevivir a un mercado que deja su cotización por los suelos

  • Peloton va a suspender la fabricación propia en sus instalaciones
  • Reduce así su estructura de costes fija y simplifica la cadena de suministro
  • La firma ha perdido tres cuartas partes de su valor en lo que va de 2022
Una tienda de Peloton en Nueva York. Foto: Reuters.

Peloton ha dado un vuelco a su estrategia en un ejercicio delicado, en el que la firma de deporte en casa ha perdido tres cuartas partes de su valor en bolsa. Es una de esas compañías que brillaron durante la pandemia y que ahora han sido olvidadas por los inversores cuando estos han rotado sus carteras.

La compañía, que cotiza en el Nasdaq, busca ahora simplificar su estructura de costes y hacerla variable, por lo que dejará de producir sus propias máquinas y equipos, como ha anunciado en un comunicado. Peloton apostó por integrar la fabricación en su negocio a finales de 2019 cuando adquirió Tonic, uno de los socios en los que externalizaba la producción. Dos años y medio después, la firma da marcha atrás y vuelve a la situación inicial en la que esa operativa dependía únicamente de terceros. 

"Hoy anunciamos que salimos de la producción propia y que vamos a expandir nuestra relación con nuestro socio principal, la firma taiwanesa Rexon Industrial Corp", explica el comunicado. Peloton ha detallado que va a suspender toda actividad en su fábrica de Tonic. El objetivo es simplificar su cadena de suministro y poder adaptarse a los cambios en la demanda de bicis o cintas para correr

La firma asiática Rexon se convertirá en su proveedora principal. En su vuelta a los orígenes, la firma de deporte en casa dejará de estar presente en la cadena de suministro, delegará en terceros y se centrará en el software. Algo que también le ayudará a aumentar su caja y a centrarse en lo que aporta valor, la suscripción a los entrenamientos dirigidos de Peloton.

El mercado aplaude la decisión de Peloton

El mercado ha acogido con optimismo el cambio de rumbo de la firma. Peloton sube con fuerza en el premarket, a la hora de escribir este artículo, un 5%.

Sus acciones estrenaron el año en los 36 dólares y el último cierre deja el título por debajo de los nueve dólares. Una pérdida del 75,3% en lo que va de año o, lo que es lo mismo, de tres cuartas partes de su valor. 

Peloton se encuentra todavía más lejos de su máximo histórico, a principios de 2021, cuando la acción superaba los 150 dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud