Tecnología

Este es el "superdeportivo" de los ratones inalámbricos: probamos el Razer Viper V2 Pro

  • Incluye cambios que reducen el peso hasta los 58 gramos
  • Usa el sensor óptico más rápido hasta ahora

Con el Viper V2 Pro, Razer promete el ratón inalámbrico más ligero y rápido del mercado, aunque para llegar a ello haya tenido que hacer muchos sacrificios, tanto en funciones como en precio.

¿Alguna vez te has parado a pensar en lo que pesa el ratón que usas a diario con el ordenador? Probablemente no, pero si en ocasiones te has quejado de dolores en la muñeca o el brazo, o si te has sentido "lento" mientras movías el cursor o la mirilla en un videojuego, puede que ese sea el caso.

Aunque cualquier ratón convencional ya es lo suficientemente ligero para el usuario medio, para mucha gente no es suficiente, y algunas marcas se han concentrado en reducir el peso de manera obsesiva. El último resultado de esta obsesión es el Razer Viper V2 Pro.

El ratón inalámbrico más ligero

Razer puede presumir de tener el ratón inalámbrico más ligero del mundo, con un peso de apenas 58 gramos; respecto a la pasada generación del Viper, eso supone una reducción de 16 gramos. No parece mucho, y puede que dudes si realmente se nota; he podido probarlo en mi sistema durante unos días, y te puedo asegurar que sí. No es que mi ratón habitual sea pesado, es un ratón gaming que también tiene en el peso una de sus prioridades; pero en el caso del Viper V2 Pro, no es sólo una prioridad, es básicamente el único motivo de su existencia.

Razer ha limado hasta el último gramo y ha eliminado muchos elementos para obtener la cifra de 58 gramos que promociona. Como ejemplo de hasta dónde ha llegado esta obsesión, la cubierta de los botones se ha aligerado con menos material para obtener una mejora de sólo 0,6 gramos. De hecho, la mayoría de los cambios no son muy llamativos por si solos, y es sólo cuando los vas sumando que obtienes la reducción de 16 gramos.

Tal vez el cambio que llama más la atención es que Razer ha quitado la iluminación RGB, una de las señas de identidad de sus productos por su marca Razer Chroma; demuestra que la compañía ha estado dispuesta a hasta sacrificar su identidad de marca con tal de alcanzar un peso mínimo. Al menos, no es un ratón feo, especialmente en el color blanco de la unidad de prueba que he usado, con el logotipo de las serpientes de Razer en negro, pero tampoco es de esos que llaman la atención.

¿Y cómo se nota el ratón inalámbrico más ligero del mundo? Pues muy bien, la verdad. Sería más apropiado decir que no se nota en absoluto, ya que por momentos es como si estuviésemos moviendo el aire en vez de un aparato electrónico. Cuando saqué el ratón de la caja, tuve miedo de dejarlo caer sin querer, porque no notaba el peso en mi mano; es realmente sorprendente, sobre todo cuando te das cuenta de que tiene una batería interna, y que puedes usarlo sin cables.

Durante el uso diario, la reducción de peso trae sus ventajas, aunque antes que nada tendrás que adaptarte, especialmente si hasta ahora has usado un ratón relativamente pesado; es fácil moverlo más de lo que deberías y 'pasarte'. Pero una vez que te acostumbras, es fácil mover el cursor exactamente a donde quieres sin pensártelo dos veces.

En esos momentos, el ratón parece una extensión de tu mano, como si no estuviese ahí y simplemente estuvieses moviendo la mano sobre la mesa y el ordenador estuviese detectando tus movimientos de alguna manera. Suena exagerado, pero no lo es, y ayuda mucho que el ratón se deslice tan fácilmente sobre cualquier superficie.

Siendo una compañía gaming, no es de extrañar que este peso reducido sea especialmente atractivo para jugadores, que no quieran ninguna interferencia entre sus decisiones y sus movimientos en el juego; los profesionales, o aspirantes a profesionales probablemente serán de los primeros que compren este periférico.

El ratón más rápido

El atractivo de este ratón no está sólo en el peso, también en la tecnología integrada, que aunque es poca, es potente. El Razer Viper V2 Pro estrena el nuevo sensor óptico de la compañía, el Razer Focus Pro, que promete ser el más preciso del mundo. Para ello, es capaz de alcanzar una sensibilidad de 30.000 PPP (puntos por pulgada), una auténtica locura; por ofrecer algo de contexto, la mayoría de ratones básicos tienen 800 o 1.000 PPP, y los ratones gaming suelen empezar a partir de los 8.000 PPP.

30.000 PPP es una brutalidad, hasta el punto de que dudo de que realmente tenga sentido subir tanto la sensibilidad. Es excesivo incluso para los jugadores de eSports o los más "especiales" con la sensibilidad; y para el usuario medio, es una cifra que nunca necesitarán en ningún momento.

Aún así, no es que sea malo tener tanta precisión disponible si algún día realmente la necesitamos, así que sigue siendo un punto positivo; es sólo que no es tan importante como la reducción de peso.

En cambio, el uso de interruptores ópticos en los botones del ratón es algo que probablemente más usuarios podrán aprovechar. En vez de depender de mecanismos para detectar la pulsación, Razer ha usado su tecnología óptica basada en láser. Además de la mayor velocidad de detección (que sólo aprovecharemos en algunos juegos), la gran ventaja está en el ciclo de vida de 90 millones de pulsaciones.

Como un superdeportivo

El Razer Viper V2 Pro me ha recordado enormemente a las versiones deportivas extremas de coches deportivos. Me refiero a esas versiones limitadas que, en vez de añadir cosas, las quitan para reducir el peso y mejorar el rendimiento; muchos pierden los asientos traseros y las tecnologías incluidas en el modelo básico, como los sistemas multimedia, los asientos electrónicos o incluso la climatización, todo con el objetivo de reducir unas décimas en el circuito.

Razer ha seguido la misma filosofía al diseñar el Viper V2 Pro, y eso supone, en efecto, que estás pagando más para recibir menos. El gran fallo de este ratón, o mejor dicho, el gran motivo por el que no lo recomendaría es el precio. Cuesta nada menos que 159,99 euros, algo excesivo cuando la propia Razer ofrece ratones mucho más baratos y completos; el Razer Basilisk V3, por ejemplo, cuesta sólo 79,99 euros y tiene todo lo que podrías necesitar en un ratón moderno; y sí, también tiene interruptores ópticos, y aunque el sensor es de 'sólo' 26.000 PPP, dudo mucho que notes la diferencia. En ese contexto, es difícil recomendar el Viper V2 Pro a un usuario convencional.

Pero, volviendo al símil de los coches, tampoco recomendaría un coche deportivo extremo si lo que quieres es algo práctico para ir a comprar el pan; ni siquiera lo recomendaría si quieres un coche divertido. El único caso en el que esos modelos extremos realmente tienen sentido es si tienes acceso a un circuito, además de la experiencia y la aptitud necesaria para aprovecharlos. Si no es así, realmente es preferible mantener el aire acondicionado antes que perder unos kilos.

Esa es la impresión que me ha dado el Viper V2 Pro: que no es apropiado para la mayoría de usuarios por la cantidad de cosas que ha perdido. Sólo tenemos dos botones adicionales, y están en la izquierda, así que los zurdos pierden incluso más, pese a que el diseño del ratón es asimétrico. Y hablando del diseño, este ratón usa sólo la cantidad justa de plástico, así que ergonómicamente no es el mejor. Por quitar, Razer ha quitado hasta el agarre integrado que tenía la versión anterior, aunque a cambio incluye unas pegatinas en la caja que cumplen la misma función; también incluye un cable USB-C trenzado para cargar la batería interna, algo que no tendremos que hacer mucho. Al eliminar la iluminación, este ratón dura 80 horas con una carga sin problemas.

Todo eso es justificable para reducir el peso, pero hay otros detalles que comprendo menos. Por ejemplo, que sólo haya espacio en memoria para una configuración, y no podamos cambiar entre dispositivos; el adaptador USB inalámbrico es pequeño pero no se puede guardar en el interior del ratón, así que es posible que lo pierdas (al menos, es el mismo que usan otros productos Razer).

Estoy seguro de que a muchos usuarios no les importaría que este ratón pesase 10 gramos más, si a cambio obtienen más botones, funciones o mejor ergonomía. La buena noticia es que Razer lo sabe, y por eso ofrece otros ratones que cubren ese nicho. Pero si tu prioridad absoluta es la velocidad, el peso y la sensación de que no tienes nada en la mano, el Razer Viper V2 Pro es probablemente la mejor opción hasta ahora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin