Tecnología

He visto la evolución de los televisores OLED de LG, y el salto de calidad es evidente

  • Los OLED evo presumen de un brillo hasta un 30% superior
  • Ahora hay más modelos de más tamaños, tanto grandes como pequeños
  • Apuesta por el hogar inteligente

LG ha lanzado su nueva gama de televisores con paneles OLED para el 2022, y la gran novedad se encuentra en OLED evo, considerado el nuevo paso en esta tecnología que lo ha cambiado todo.

Durante años, todos los fabricantes han prometido avances en los factores que determinan la calidad de imagen, como el brillo, el contraste o la precisión de los colores; pero no ha sido hasta que han llegado las OLED que todas esas promesas han podido ser cumplidas.

A diferencia de los paneles LCD, con las OLED cada píxel se enciende y apaga de manera individual, y eso permite una enorme precisión a la hora de representar la imagen; pero como todas, esta tecnología también tiene sus puntos débiles, contra los que LG ha luchado con su tecnología OLED Evo que ahora también está presente en los modelos C2 y G2 lanzados para el 2022. He tenido la oportunidad de verlos en persona, además de probar un C2 durante un par de semanas para comprobar las mejoras.

Así son los OLED evo

Respecto a los OLED 'normales', los paneles OLED Evo presentan dos grandes diferencias. La que tal vez es más notable es la mejora en el brillo, ya que LG afirma que los 33 millones de píxeles autoluminescentes son un 20% más brillantes respecto a la pasada generación. Para los modelos de 2022, estas mejoras vienen de la mano de nuevos procesadores de LG, los más potentes desarrollados hasta ahora por la compañía.

LG G2

La otra gran diferencia en los paneles la encontramos en nuevas capas, incluyendo una nueva capa OLED de color verde que añade luminosidad, un color que no estaba directamente representado en las capas de los paneles OLED anteriores. Como consecuencia, el resto de capas también han sido modificadas, para garantizar una mayor fidelidad en la reproducción de color: la frecuencia azul y la frecuencia roja han sido estrechadas, y se han añadido más capas rojas, azules y amarillas. Lo importante es que estos añadidos no conllevan un sacrificio a la hora de representar negros absolutos.

La tecnología "Brightness Booster" conlleva un aumento de la luminosidad, aunque se ha implementado de manera diferente en cada modelo. Los tope de gama, los G2, cuentan con un disipador interno, necesario para expulsar el calor generado por los componentes al forzarlos para generar más brillo; es por eso que los G2 son un 30% más luminosos que la generación anterior. Por su parte, los C2 no tienen disipador, así que su rendimiento es reducido comparativamente hablando; aún así, presentan una mejora del 20% en luminosidad, así que no se quedan muy atrás.

Esto es algo evidente a simple vista, especialmente con determinado tipo de contenido que de prioridad a las escenas luminosas y de alto contraste. Pude ver fácilmente cómo el G2 y el C2 estaban en otra categoría en cuestión de brillo (y por lo tanto, calidad de imagen) respecto a otros modelos de la gama mostrados en la presentación; y que a su vez, el G2 estaba un paso por delante respecto al C2.

Probando el nuevo LG OLED evo C2

He tenido la oportunidad de probar el nuevo C2, concretamente el modelo de 65 pulgadas, y comprobar de primera mano las mejoras implementadas por LG, y la verdad es que son notables.

En calidad de imagen los televisores de LG siempre han estado ahí arriba, sin importar la tecnología usada; es algo que pude comprobar también con los televisores Nanocell, pero la verdad es que la experiencia con una OLED no tiene parangón. Es algo evidente desde el mismo momento en el que reproduces una escena de alto contraste, con zonas oscuras y brillantes representadas al mismo tiempo; es entonces cuando agradeces haber optado por una OLED.

En mis pruebas, el panel se ha comportado especialmente bien en esas situaciones. Dado que siempre uso los mismos vídeos en mis pruebas, ha sido fácil comprobar la mejora en el brillo que traen las OLED evo, algo que he notado especialmente en escenas con una iluminación focal y con elementos que brillan respecto a los que están alrededor; en otros televisores, la diferencia no es muy notable, pero es fácilmente distinguible en un modelo como este.

Eso sí, no diría que es algo revolucionario. El sector es demasiado competitivo para decir eso, y otros televisores, incluidos los de la propia LG, son capaces de representar dichas escenas con una alta calidad de imagen. Pero el mayor brillo de los paneles OLED evo son la 'guinda del pastel', ese toque de calidad que hace que la experiencia sea lo más cercana posible a la perfección.

Estos nuevos modelos estrenan el nuevo procesador Alpha 9 de LG, capaces de mejorar la calidad de imagen con Inteligencia Artificial. Eso suena extraño, pero el procesador es capaz incluso de detectar el género del vídeo que estamos viendo (como cine, deportes o noticias), y de detectar el tipo de escena. El modelo Alpha 9 es capaz de analizar 5.184 áreas diferentesw de la imagen, aplicando mejoras en cada una por separado, e incluso puede detectar objetos que estén en el frente y en el fondo, retocando el color. Lo bueno es que todo esto se hace de manera automática y no tienes que pensar mucho en ello, sólo disfrutar.

La representación de los colores también me ha gustado, aunque como es habitual en la industria, por defecto tal vez son demasiado exagerados; afortunadamente, LG ofrece el modo "Filmmaker" que reproduce el contenido tal y como lo imaginó el cineasta. En mis pruebas, activar este modo ha sido suficiente para obtener unos colores más realistas, aunque he preferido dejarlo en uno de los dos modos calibrados para habitaciones luminosas y habitaciones en penumbra incorporados.

Eso me lleva al software de LG, con el que siempre he tenido una relación de amor-odio. El C2 viene con la última versión de WebOS, el sistema desarrollado por LG, y afortunadamente muchas de las características más 'curiosas' (es decir, raras) parecen haber cambiado. La experiencia que he tenido con el C2 es más parecida a la de un televisor Android convencional, pero me ha encantado la manera rápida con la que podemos acceder a la configuración de la imagen y el sonido, así como la pantalla de inicio desde la que acceder al contenido.

LG ha dado más importancia a la faceta 'inteligente' de este televisor, con widgets que nos indican la previsión meteorológica y recomendaciones personalizadas. La apuesta por el hogar inteligente llega al extremo de que es posible controlar nuestros electrodomésticos desde el televisor, si son compatibles con la plataforma; en una demostración, me mostraron cómo era posible encender el purificador de aire, la lavadora o el lavavajillas. Por supuesto, viene con un asistente personal que se controla con la voz; aunque en mis pruebas le ha costado entender mi voz, he podido hacer cosas como encender o apagar el televisor y buscar contenido sin necesidad de toquetear el mando a control, aunque este sea fácil de usar.

También son llamativas las novedades relacionadas con los Ajustes de Familia, que no sólo nos permiten imponer limitaciones al uso del televisor, también proteger a los más pequeños limitando el volumen al que es posible poner los altavoces. En todo momento podemos ver el tiempo de uso y las aplicaciones que se han usado mientras no estábamos.

Los televisores OLED son especialmente buenos para videojuegos, gracias al reducido tiempo de respuesta (en otras palabras, el tiempo que tarda un píxel en cambiar). LG ha potenciado esto con la implementación de un menú de videojuegos, que ofrece acceso directo a funciones como el estabilizador de negros o el modo de latencia baja; podemos ver información como los frames por segundo a los que va el juego, así como activar FreeSync Premium de AMD para evitar el efecto de "pantalla partida". El LG C2 viene con conexión HDMI 2.1, así que permite aprovechar las consolas de nueva generación a 4K y 120 Hz.

Salto adelante en la gama OLED

La gama OLED de LG queda muy interesante en el 2022. Curiosamente, los modelos Z2 de resolución 8K no reciben los nuevos paneles EVO, tal vez porque LG prefiere centrarse en los modelos 4K más populares entre los usuarios. Esto se demuestra en que el G2 ahora tiene dos nuevos tamaños de pantalla, más grandes que nunca: 93 y 83 pulgadas, que se suman a 77, 65 y 55. Los G2 son los que presumen de mayor brillo (mejora del 30%), aunque para ello requieran de un disipador interno; una curiosidad es que vienen sin soporte de pie (que ahora se vende por separado), sino por un soporte de pared.

Los C2 creo que serán los modelos más populares de la nueva gama, por precio y unas características que no se alejan mucho de los modelos punteros. El nuevo panel OLED evo es una delicia, y el nuevo procesador Alpha Gen 5 trae mejoras importantes en la calidad de imagen, escalado por IA y detección de escenas. Todo ello, con las conexiones que necesitamos y con funciones inteligentes como el control por voz. El modelo de 65 pulgadas puede ser el más atractivo para el hogar medio, pero el que más me ha llamado la atención es el nuevo modelo de 42 pulgadas, que se presenta como un televisor ideal para la habitación o para jugadores que quieran disfrutar de su nueva consola.

En definitiva, los paneles OLED evo suponen una mejora importante, si bien no revolucionaria. En el LG C2 que más he podido probar, las escenas con elementos brillantes han sido notablemente mejoradas, y se ha conseguido con un formato tan fino y elegante como siempre.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Google+
Iker
A Favor
En Contra

Y A QUE PRECIOS!!

Puntuación 3
#1
Introduce tu nombre
A Favor
En Contra

Así veremos en septiembre la cara que tiene la belén después del verano. Tanto avance y no hay canales buenos.

Puntuación 5
#2