Tecnología

Sonos presenta su barra de sonido más barata hasta ahora: así es la Sonos Ray

  • Pese a la diferencia de precio, el sonido ha sido igual de cuidado que con el resto
  • Sonos ahora tiene su propio asistente de voz

Con la nueva Sonos Ray, el fabricante especializado en sonido de calidad pretende expandirse más allá de su clientela 'premium', aunque todo indica que esta nueva barra de sonido mantiene el ADN de la compañía.

Y es que, hasta ahora, Sonos se ha caracterizado más por productos de alta calidad, con un precio que acompaña; la Sonos Beam de 2ª generación que pudimos probar es un buen ejemplo. En su día la consideramos la barra de sonido de referencia, pero su precio de 499 sólo por una barra puede ser mucho más de lo que mucha gente está dispuesta a pagar.

Aquí es donde entra la nueva Sonos Ray, una barra de sonido compacta que estará disponible por sólo 299 euros y que, por lo tanto, se enfrentará a alternativas que normalmente no suelen estar en el mismo rango que una Sonos.

La diferencia más obvia respecto a otras barras de Sonos estará en el tamaño, pero la compañía afirma que, pese a eso, la calidad de sonido no ha sido sacrificada. Una de las claves está en el nuevo sistema Bass Reflex y el diseño de los altavoces, que permite obtener graves equilibrados y una acústica armonizada con las frecuencias medias y altas. Pese al tamaño, el sonido promete ser inmersivo, al ser proyectado por toda la habitación; la barra es capaz de hacer procesamiento avanzado para posicionar cada elemento para mejorar la inmersión.

Sonos promete que la diferencia de precio no supone que la Sonos Ray haya sido tratada como un producto de segunda, y afirma que se ha ajustado con total precisión con la participación de Sonos Soundboard, un grupo de profesionales del sector del cine, la música y otras disciplinas que trabajan con sonido.

La Sonos Ray también disfruta de las ventajas del resto de productos Sonos, como acceso a las herramientas como Trueplay, la función de mejora de voz o el acceso a la plataforma de Sonos. Por lo tanto, no sólo es compatible con la app de Sonos, también con AirPlay 2 de Apple, y podemos conectar dos unidades del Sonos One para un sonido envolvente. Sin embargo, no contará con conexión HDMI, por lo que sólo se podrá conectar de manera inalámbrica o por la conexión óptica.

La Sonos Ray estará disponible a partir del 7 de junio, con un precio de 299 euros.

Además, Sonos también ha realizado un anuncio muy importante: ofrecerá su propio asistente de voz. El nuevo Sonos Voice Control ha sido diseñado exclusivamente para disfrutar de contenido en productos de Sonos y, por lo tanto, es diferente a otros asistentes que se centran en ayudarnos en todos los aspectos de nuestro día a día; eso también supone que Sonos promete un alto grado de privacidad, ya que no requiere del almacenamiento de las grabaciones de voz, ni se subirán a la nube. Todo se ejecutará de manera local para controlar nuestra música y nuestros sistemas de Sonos.

Por último, el Sonos Roam, el pequeño altavoz portátil, ha sido actualizado y ahora estará disponible en tres nuevos colores. Olive es un verde inspirado en paisajes frondosos, Wave es un azul basado en la serenidad de la costa, y Sunset es un rojo anaranjado que evoca las arenas del desierto y puestas de sol. Estarán disponibles por 199 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.