Tecnología

La nueva tarjeta gráfica de AMD es mala a propósito

  • Tiene limitaciones en el ancho de banda de la memoria
  • Según una representante, eso la hace peor para criptominería

El último modelo de GPU anunciado por AMD es peor en muchos aspectos en comparación con las pasadas generaciones; pero la compañía afirma que esa puede ser la clave para que los jugadores puedan disfrutarla.

Entre los muchos productos que AMD presentó durante el CES 2022 de la semana pasada, el que tal vez menos llamó la atención es la RX 6500 XT, una tarjeta gráfica de gama media; pese a que cubre un importante hueco en el mercado, al estar dirigida a jugadores que no pueden costearse los modelos más caros, fue difícil emocionarse. Lo mismo le ocurrió a Nvidia, que pese a presentar nuevos 'monstruos' con la RTX 3090 Ti, no atrajo la atención de los jugadores; el motivo es simple, todo el mundo sabe que estas gráficas terminarán en 'granjas' de criptominería, y no en ordenadores gaming.

Por eso, fue una gran sorpresa cuando AMD publicó las características técnicas de la RX 6500 XT en su página oficial, y nos encontramos con que es peor que los modelos anteriores. En Reddit, compararon la RX 6500 XT, que tendrá un precio de partida de 199 dólares, con la RX 480, lanzada en el 2016 por el mismo precio, y no sale bien parada.

El gran 'cuello de botella' está en la conexión PCIe 4.0, que es de tipo 4x; por lo tanto, no usa todos los pines disponibles en la placa base y eso se traduce en un ancho de banda de apenas 8 GB/s entre la GPU y la CPU. Es algo realmente raro a estas alturas, e indica que, en los momentos de carga máxima, esta tarjeta alcanzará su límite muy rápidamente. No sólo el rendimiento es algo inferior comparada con la RX 480 sino, más importante, el nuevo modelo ha perdido funcionalidades como la codificación H264 y H265, que será una gran limitación para hacer streaming, además de la decodificación AV1 para ver vídeos de YouTube. En esos casos, será la CPU la que haga el trabajo y no la gráfica, lo que puede afectar al rendimiento de nuestro ordenador.

¿En qué está pensando AMD al lanzar un modelo tan limitado? Pues puede tener más sentido de lo que parece. En declaraciones a PCWorld, una representante de AMD afirmó que la RX 6500 XT había sido diseñada así a propósito para hacerla menos atractiva para minería de criptomonedas; los algoritmos usados en ese tipo de cálculos requieren de una gran cantidad de ancho de banda y de memoria, y ese es el aspecto en el que más flojea esta tarjeta. En cambio, en videojuegos es raro que se requiera tanto ancho de banda de golpe (y en esas situaciones, la potencia de la GPU no será suficiente de todas maneras).

Es posible que AMD haya dado con la estrategia perfecta para apelar a los jugadores, con una tarjeta 'capada' en los aspectos que la hacen mejor para criptominería. Decimos que "es posible", porque el artículo de PCWorld ha sido retirado y AMD no ha repetido esas declaraciones en otros medios. Puede que sea un error o algo que no se debía decir en voz alta.

Sea como sea, AMD no es la primera que modifica el rendimiento de sus gráficas contra la criptominería. Cuando Nvidia lanzó sus gráficas RTX el año pasado, anunció unos 'drivers' que limitaban el rendimiento en algunos procesos relacionados con criptomonedas; sin embargo, ya es fácil eliminar esa limitación usando 'drivers' modificados. La limitación de AMD no se puede quitar de esa manera, así que podría ser más efectiva en hacer que estas gráficas lleguen a los jugadores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.