Tecnología

Esta es la nueva referencia en almacenamiento rápido y barato en el PC: probamos el WD Blue SN570

  • Es el nuevo modelo de bajo precio de Western Digital
  • Ofrece mejoras en el rendimiento y la velocidad de transferencia

Western Digital ha lanzado la nueva generación de su SSD de la gama Blue, ofreciendo un rendimiento mejorado pero a un precio más asequible que el de los modelos más punteros.

El fabricante de soluciones de almacenamiento divide sus productos para consumidores en tres gamas muy diferentes. Por una parte, tenemos la WD Black, que es la más recomendable si somos jugadores o queremos la máxima velocidad de transferencia posible; por otra, tenemos la gama WD Red, diseñada para aguantar un mayor uso en servidores o equipos para profesionales y empresas.

Esas dos son las gamas que más atención suelen recibir, pero sería un error obviar la tercera: la gama WD Blue, que consta de los modelos más baratos y accesibles. Normalmente, 'barato' no significa 'bueno', ni 'rápido', pero viene bien recordar lo mucho que ha avanzado el sector en los últimos diez años, y que hoy en día, un dispositivo básico como este ya alcanza el mismo nivel que los SSD más rápidos de hace un par de generaciones.

Así es el WD Blue SN570

El SN570 es el sucesor del SN550, que a su vez sustituyó al SN500. Una familia diseñada para ofrecer un punto de acceso a los SSD de tipo NVMe. Como puedes ver en las imágenes, este SSD no se conecta por cable, sino que se instala directamente en la placa base a través del puerto NVMe que la mayoría ya tienen.

Lo bueno de esta conexión directa, que se realiza por el bus PCI Express, es la mayor tasa de transferencia de datos que es posible; y la gran ventaja de los SSD respecto a los HDD tradicionales es que incluso los más lentos son capaces de aprovechar esa diferencia a su favor.

Esto es importante porque el SN570 llega con importantes mejoras de rendimiento respecto a su antecesor. Si pensabas que por ser un SSD barato no ibas a notar la diferencia, este nuevo modelo de Western Digital demuestra que el el estándar ha subido.

A simple vista, el SN570 no se diferencia mucho de otros SSD baratos. Se trata de un dispositivo extremadamente simple, sólo con un chip de memoria NAND y un controlador; ambos han sido desarrollados por Sandisk, la casa hermana de Western Digital y uno de los grandes motivos por los que ahora es una referencia en los SSD, después de dedicar tantas décadas a los HDD.

Pese a esta simplicidad, usa el factor de forma de tamaño completo para NVMe; eso significa que no lo puedes usar en un ordenador portátil, ya que es demasiado largo aunque la mayor parte del tamaño sea PCB sin ninguna función clara. Por lo tanto, este modelo está diseñado para ordenadores de sobremesa, y la instalación es muy sencilla. Sólo debemos encontrar un puerto NVMe libre en nuestra placa, e insertarlo en la ranura; un detalle importante que no nos debemos olvidar es de atornillar el SSD a la placa, pero lamentablemente Western Digital no incluye tornillo y nos tendremos que buscar la vida (probablemente encontraremos uno en la caja de nuestra placa base).

Ya está, una vez que iniciamos el ordenador y formateamos la unidad, podremos empezar a usarla y disfrutar de las ventajas de esta nueva generación.

Más rápido de lo que crees

Esa es la gran diferencia de este SN570 respecto a modelos anteriores de la gama Blue, la mayor tasa de transferencia gracias a los nuevos chips de Sandisk usados. Western Digital promete velocidades de lectura de hasta 3.500 MB/s, y en mis pruebas puedo confirmar que ha cumplido con creces.

Mis pruebas dan como resultado una media de 3.580 MB/s en lectura secuencial, mucho más de lo que la mayoría de usuarios estará acostumbrado si no ha gastado mucho en su equipo. No sorprende que el resto de métricas sufra un poco, pero la verdad es que no son malas; la escritura secuencial supera los 3.100 MB/s en mis pruebas, por ejemplo.

La lectura aleatoria, la tarea más difícil para cualquier unidad de almacenamiento, ofrece buenos resultados pero no sorprendentes, alcanzando los 65 MB/s en la prueba más dura de lectura aleatoria con un hilo, pero alcanzando los 447 MB/s en lectura aleatoria de varios hilos.

En la práctica, esto supone que este es un SSD muy rápido para lo que solemos ver en las gamas bajas aunque, evidentemente, dependerá mucho del tamaño de los archivos. En mis pruebas, la copia de archivos de 1 GB se realizó a más de 420 MB/s, pero la copia de archivos de unas decenas de 'megas' se realizó a 280 MB/s.

En videojuegos, el rendimiento es muy bueno, aunque como me esperaba, no el mejor. La diferencia con un WD Black es brutal, pero eso no significa que un WD Blue no tenga sus ventajas, especialmente si vienes de un HDD o de un SSD conectado por SATA; si es tu caso, notarás una gran diferencia en los tiempos de carga en todos los juegos modernos.

Un detalle a tener en cuenta sobre el rendimiento es que este SSD aún usa el estándar PCIe 3.0, y no el nuevo PCIe 4.0 que ya lleva unos años disponibles con los últimos chipsets y procesadores de Intel y AMD. Eso supone que lo puedes usar en un equipo viejo y no sentirás que te estás perdiendo nada, pero si tienes un equipo relativamente nuevo no aprovecharás tu placa base completamente.

Con PCIe 3.0, la máxima velocidad teórica es de 4.000 MB/s, pero en la práctica la mayoría de modelos punteros de hace un par de años alcanzaron los mismos 3.500 MB/s que este WD Blue consigue ahora. Por lo tanto, es posible que haya un 'cuello de botella' en la conexión, pero sinceramente, dudo que realmente afecte mucho; además, aunque la mayoría de modelos con PCIe 4.0 'machacan' a este, pero también son mucho más caros.

Continuando con la simplicidad del diseño de este SN570, Western Digital no ha incluido un disipador, simplemente porque no lo necesita. Me ha costado mucho subir la temperatura, y mira que lo he intentado con las transferencias más rápidas que he podido; pero siempre se ha estabilizado en torno a los 51° C como máximo, con temperaturas de 30° C en reposo. Como siempre, es importante contar con una caja con buena ventilación.

Sube el escalón

El WD Blue SN570 sube el escalón de lo que ahora podemos esperar de un SSD barato. La mejora en las tasas de transferencia supone que un modelo de gama baja ahora es tan rápido como un modelo de gama alta de hace dos años.

En el uso diario, es una gran ventaja si manejamos archivos 'pesados', o para instalar todos nuestros videojuegos; incluso si no le vamos a dar ese uso, a la larga nos ahorraremos muchas horas de espera en la copia de archivos.

El WD Blue SN570 está disponible a partir de los 48,99 euros por la versión de 256 GB. La versión que he podido probar es la 1 TB, que probablemente es también la más rápida como suele ser habitual; su precio es de 113,99 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.