Tecnología

Amazon Fire TV Stick 4K Max, prueba: una gran opción para expandir las posibilidades de tu TV

  • El nuevo modelo de Amazon es el más potente hasta ahora
  • Es compatible con Dolby Vision y Wi-Fi 6

El Amazon Fire TV Stick 4K Max es la nueva versión del dispositivo que convierte en 'inteligente' a cualquier televisor, con la plataforma de Amazon.

Durante años, el Fire TV Stick ha sido la principal alternativa para conseguir acceso a aplicaciones, servicios de streaming y contenido multimedia en nuestro televisor, sin importar el sistema que viniese preinstalado. Sólo tenemos que conectarlo en uno de los puertos HDMI, y obtendremos un sistema muy completo y una de las plataformas de apps para TV más populares.

Con la nueva versión, que añade la palabra "Max" al final, realmente eso no cambia; pero con un precio de 64,99 euros, es bastante más caro que otras versiones como la Lite, que cuesta sólo 29,99 euros. Por lo tanto, es obvio que la pregunta que nos tenemos que hacer es ¿qué ganamos dando el salto?

El mejor para aprovechar tu TV

Básicamente, el Amazon Fire TV Stick 4K Max es el modelo más recomendable si tenemos un televisor de gama alta, ya que es el que nos permite aprovechar muchas de las tecnologías modernas que incluyen los modelos actuales.

La gran novedad, en este sentido, es la compatibilidad con Dolby Vision y Dolby Atmos, que será ideal para disfrutar de las mejores pantallas y los mejores altavoces del mercado. Por supuesto, el contenido que reproduzcamos debe estar codificado con ese soporte, o realmente no lo aprovecharemos; debemos fijarnos si el servicio de streaming que estamos usando ofrece contenido Dolby Vision. Pero cualquiera que haya podido disfrutar de Dolby Vision sabrá que la diferencia merece la pena. Es algo que hemos visto en televisores como el LG G1 que pudimos probar recientemente.

Este modelo también es compatible con resoluciones Ultra HD 4K, además de HDR y HDR10+; por lo tanto, si tenemos un televisor relativamente nuevo no sólo podremos ver películas con la máxima calidad, sino que la interfaz del sistema se verá más nítida.

Navegar por la interfaz también es más rápido gracias al nuevo procesador de cuatro núcleos a 1,8 Ghz; en mis pruebas, no he sufrido ningún tropiezo cambiando entre apps y servicios, es una experiencia rápida y directa. De hecho, si alguna vez te encuentras con un fallo, le puedes echar la culpa directamente al servicio que estás usando, porque este dispositivo no te dejará tirado ni siquiera en la conexión: es compatible con Wi-Fi 6, el nuevo estándar que ya estamos empezando a ver en algunos de los routers ofrecidos por las operadoras, y que ofrece una mayor velocidad, pero, especialmente, una mayor estabilidad en la conexión. Aun así, en mis pruebas he usado la anterior versión de Wi-Fi, y no he tenido ningún problema.

Las apps que quieres

Es bien sabido que Amazon no sigue los pasos de Google; aunque su sistema está basado en el mismo código que Android, es una plataforma independiente, con su propia tienda de apps. Lo bueno es que la popularidad de la plataforma Fire TV garantiza que tendrás acceso a la inmensa mayoría de las apps que quieres.

En mis pruebas, no he tenido dificultades en encontrar los servicios que uso. Por supuesto, servicios como Amazon Prime Video y Amazon Music están ya integrados de serie, pero no estás limitado a estos ni mucho menos; de hecho, la primera vez que enciendes el dispositivo una de las primeras cosas que verás es una pantalla que te ofrecerá instalar apps 'de la competencia', como Netflix, YouTube, Disney+, DAZN, Atresplayer y más. Y si no está en los recomendados, luego lo puedes buscar e instalar.

La interfaz del Fire TV es fácil de usar, y presenta pocas sorpresas; es algo de agradecer, ya que permite aprenderse rápidamente todas las peculiaridades. La pantalla principal muestra una selección de series y películas de todos nuestros servicios, con un carrusel superior que muestra lo que nos podría interesar en este momento; así que no tenemos que entrar en cada app por separado para ver lo que hay, aunque también podemos hacerlo. También tenemos acceso a televisión en directo, gracias a la integración de apps como RTVE a la Carta, que muestran los canales directamente en la interfaz del Fire TV.

Eso es, sin duda alguna, lo que más me ha gustado: la integración de todos los servicios. Realmente da igual cuál sea tu servicio de streaming favorito, porque podrás acceder a su contenido directamente desde la pantalla principal; eso elimina barreras y hace el proceso muy transparente, juntando contenido de todas las plataformas en nuestra pantalla.

Eso también es cierto con Alexa. Como no podía ser de otra manera, el asistente personal de Amazon está integrado, y nos ofrece acceso a las funciones típicas además de otras específicas del Fire TV, como reproducir la película que queremos, ver la televisión o escuchar música, todo ello sólo con la voz.

Para ello, tenemos que usar el mando a distancia incluido, con pilas AAA (incluidas en la caja). Es sencillo en el sentido de que no tiene botones numéricos, pero tiene todos los controles que podríamos necesitar y es muy fácil de usar. El círculo superior sirve para navegar por la interfaz y seleccionar elementos, y tenemos los típicos botones de reproducción, volumen y el mencionado botón de Alexa, que debemos mantener pulsado para hablar. El mando nos permite controlar también funciones del televisor, como el volumen y el encendido y apagado sin tener que usar su mando. También tenemos cuatro botones para iniciar servicios directamente, asociados a Amazon Prime Video, Netflix, Disney+ y Amazon Music; esta última es una elección algo extraña, pero al menos es uno de los pocos momentos en los que se nota que Amazon quiere fomentar que usemos sus servicios.

En la caja también encontraremos un adaptador HDMI. Normalmente, debemos conectar el Fire TV directamente a la entrada HDMI de nuestro televisor, pero en algunas ocasiones eso puede hacer que la conectividad sufra, tanto con la red Wi-Fi como con el mando. El adaptador convierte el Fire TV en algo más parecido a un Google Chromecast. También contamos con un adaptador de corriente, ya que este dispositivo necesita energía eléctrica con el conector microUSB.

El más completo y avanzado

El Amazon Fire TV Stick 4K Max no tiene el nombre más fácil de recordar, pero al menos, una vez que lo instalamos todos los obstáculos desaparecen. La interfaz del Fire TV es una de las más fáciles e intuitivas, y es sencillo encontrar contenido que reproducir en cualquiera de los servicios a los que estamos suscritos. Sin embargo, lo mismo podemos decir de cualquier otro modelo de la gama.

La compatibilidad con Dolby Vision y Wi-Fi 6 son las principales razones por las que escoger este modelo y no cualquier otro; porque realmente son las únicas diferencias notables. Si no son tu prioridad, el Fire TV Stick 4K 'normal' cuesta casi un 40% menos (25 euros menos), y es tan bueno como siempre.

Aún así, si nuestro presupuesto lo permite, lo preferible sería comprar esta versión Max, ya que es la que estará mejor preparada para el futuro y para nuestro próximo televisor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin