Tecnología

Xiaomi enseña las gafas inteligentes con las que quiere sustituir a los smartphones

  • Es un prototipo de los dispositivos que están por llegar
  • La pantalla microLED integrada muestra datos útiles

Las Xiaomi Smart Glasses son las gafas inteligentes del fabricante chino, aunque por el momento no estarán a la venta y son sólo un adelanto de lo que está por llegar.

Muchos gigantes del sector tecnológico ya están apostando por los wearables, concretamente las gafas inteligentes, como el futuro más allá de los smartphones, aunque en estos momentos eso sea difícil de aceptar. Google fue de las primeras que lo intentó, con sus fallidas Google Glass, y recientemente Facebook inició su andadura en este sector con unas gafas inteligentes en colaboración con Ray-Ban.

El dispositivo presentado hoy por Xiaomi es muy diferente al de Facebook, empezando por que no es un producto real, al menos no aún; es un prototipo que muestra cómo puede ser el dispositivo final, y Xiaomi ha confirmado que no planea ponerlo a la venta. Sin embargo, eso no significa que esto sea una simple maqueta, y es evidente que Xiaomi se ha basado en la tecnología actual para desarrollar este prototipo; por lo que, al menos en teoría, su desarrollo debería ser posible pronto.

La característica más llamativa es la pantalla microLED integrada en la lente de las gafas, que nos permitiría ver información sobre el sitio en el que estamos sin necesidad de coger el móvil. Aunque suena futurista, es una pantalla monocromática, que sólo es capaz de mostrar tonalidades de verde y muestra datos muy limitados; por ejemplo, es capaz de mostrarnos las direcciones y por dónde tenemos que ir para llega a nuestro destino usando una app de mapas. También podríamos ver las notificaciones, o incluso la traducción de carteles en directo.

Lo que MicroLED pierde en calidad de imagen respecto a una OLED, lo gana en densidad de píxeles y duración; según Xiaomi, eso ha permitido obtener un diseño más compacto, con un tamaño de apenas 2,4 mm x 2,02 mm, el tamaño de un grano de arroz. El brillo máximo será de 2 millones de nits; aunque eso sería capaz de cegarnos, es un brillo necesario para que los gráficos sean visibles a la luz del sol y después de pasar por la lente.

Llama la atención que este dispositivo es independiente, basado en Android, y no necesita de la conexión con un móvil para funcionar; es por eso que Xiaomi afirma que podría sustituir a nuestro smartphone. En su interior tendría un procesador ARM de cuatro núcleos, módulos WiFi y Bluetooth, batería, y una cámara de 5 megapíxeles, todo con un peso de sólo 51 gramos.

Este puede ser un interesante adelanto de lo que está por llegar, pero por el momento, es sólo un indicador de que Xiaomi también tiene un pie puesto en la realidad aumentada, al igual que Apple, Google y Facebook.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.