Tecnología

El modo incógnito de Chrome no es tan privado como crees, Google por fin lo aclara

  • Google ha sido demandada por supuesto engaño con este modo
  • El modo incógnito no nos protege contra rastreadores

Una demanda contra Google ha obligado al gigante de Internet a explicar mejor en qué consiste el modo incógnito de su navegador web Chrome.

Chrome fue uno de los primeros navegadores en incluir un modo privado, en el que no se registran las cosas que hacemos ni las páginas que visitamos; es posible activarlo abriendo el menú y pulsando en "nueva ventana de incógnito". Al menos, esa es la imagen que la mayoría de la gente tiene del modo incógnito, un modo secreto en el que estamos protegidos; la realidad es algo más complicada, y puede ser fácil malinterpretar la función de este modo.

Una demanda colectiva, impuesta el año pasado y aceptada por los tribunales californianos el pasado marzo, pretende demostrarlo y obligar a Google a pagar nada menos que 5.000 millones de dólares por vulnerar las leyes de privacidad de California.

La demanda alega que, cuando activamos el modo incógnito, Google y otras compañías pueden seguir rastreándonos y registrando nuestra actividad, pese a que el navegador afirma que el modo permite "navegar de forma privada". Por lo tanto, los demandantes consideran que Google está engañando a los usuarios, para seguir registrando datos que creen que son privados.

El problema está en que el modo incógnito realmente no nos protege de rastreadores de Internet. La función original, cuando fue lanzada ya hace tantos años, fue evitar que otras personas pudiesen abrir nuestro navegador y ver nuestro historial; el ejemplo clásico que ha puesto Google es que nuestra novia no vea que hemos estado buscando anillos de compromiso, por ejemplo. Cuando activamos el modo incógnito, Chrome no registra el historial ni las cookies; cuando cerramos la ventana de incógnito, las páginas que hayamos visitado no aparecerán como sugerencia en una ventana normal de Chrome, ni se mostrarán como páginas ya visitadas.

Pero ya está. En el modo incógnito, Chrome no nos protege contra intentos de rastreo externos, como páginas web que registren nuestra dirección IP, o los sistemas de rastreo de Google que usan nuestros datos para mostrar publicidad personalizada.

En respuesta a la demanda y a esta confusión, Google va a cambiar el modo incógnito, según ha descubierto 9to5Google. En próximas versiones, cuando abramos ese modo aparecerá una explicación detallada de lo que hace el modo incógnito, y lo que no hace; por ejemplo, explicará que el modo incógnito no nos hace invisibles online, que las páginas sabrán si las hemos visitado y que proveedores de servicio podrán monitorizar nuestro tráfico. Sin embargo, no especifica que Google seguirá rastreándonos sin importar si usamos el modo incógnito.

Está por ver si este cambio será suficiente para despejar las dudas, o más importante para Google, si permitirá convencer a los jueces del verdadero propósito del modo incógnito. Sea como sea, si necesitas privacidad absoluta, Chrome y el modo incógnito no es la mejor elección, y la propia Google lo ha confirmado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin