Tecnología

Fuentes de alimentación que explotan, nuevo escándalo salpica a Gigabyte

  • Una investigación revela fallos comunes en sus fuentes para ordenador
  • Pueden producir conatos de incendio si se sobrecargan
Una fuente de Gigabyte explota en unas pruebas. Foto: Gamers Nexus

Dos medios independientes han descubierto graves fallos de diseño y componentes en las nuevas fuentes de alimentación de Gigabyte, obligando a la compañía a retirar los productos.

Los modelos afectados son la P850GM y la P750GM; ambos se venden en España como fuentes de alimentación de alta potencia, capaces de hacer funcionar los componentes más exigentes como tarjetas gráficas de gama alta. De hecho, en los EEUU la tienda Newegg ofrecía un paquete con estas fuentes y las nuevas tarjetas RTX 30 de Nvidia, lo que las hizo muy populares debido a la locura de los precios de gráficas.

Sin embargo, esas fuentes pueden no ser lo suficientemente buenas para elevadas cargas de trabajo, resultando en espectaculares fallos que pueden terminar en conatos de incendio. Los primeros indicios fueron publicados por el canal Hardware Busters en YouTube, pero no ha sido hasta que el canal Gamers Nexus ha publicado una extensa investigación que la polémica se ha extendido por redes sociales.

Gamers Nexus realizó pruebas de protección contra sobrecarga sobre diez unidades diferentes de las fuentes de Gigabyte, y descubrió que nada menos que el 50% falló; algunas de las unidades fallaron poco después de iniciar la prueba, con apenas un 60% de carga después de la primera pasada. Una encuesta entre sus usuarios también reveló que el 16% de los usuarios había sufrido problemas con estas fuentes, unas opiniones que se extienden a la página de Newegg, donde el 53% de los usuarios ha otorgado la puntuación más baja posible a la P740GM.

Días después de la publicación de esa investigación, Gigabyte realizó una respuesta pública algo contradictoria. Por una parte, acusa a "ciertos medios de sembrar dudas sobre la calidad" de sus fuentes de alimentación, pero por otra, afirma que "aprecia cualquier comentario y sugerencia" que provengan de dichas fuentes.

En respuesta, Gigabyte ha anunciado nuevas versiones de las fuentes, con nuevos ajustes en la protección de sobrecarga que deberían evitar nuevos accidentes, apagando completamente el equipo cuando la carga alcanza una cierta potencia. Sin embargo, no ha respondido a las acusaciones de los medios de que en estos modelos ha usado componentes de baja calidad, que han facilitado los fallos.

Para los clientes de las unidades ya vendidas, ha anunciado que pueden reemplazarlas por modelos nuevos de manera gratuita; las unidades afectadas tienen los números de serie SN20343G031011 a SN20513G022635 en el caso de la P850GM, y SN20243G001301 a SN20453G025430 en el caso de la P750GM. Por el momento, no está claro si estas unidades se han vendido en España, y si los usuarios pueden acogerse a este reemplazo.

2021 está siendo un año difícil para Gigabyte, ya que a este escándalo hay que sumar el reciente ataque hacker que, supuestamente, terminó con el robo de información confidencial de Intel y AMD.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin