Tecnología

Xiaomi sorprende presentando un perro robótico con Inteligencia Artificial

  • El robot usa IA para analizar el entorno y tomar decisiones
  • Sólo unos pocos entusiastas podrán comprarlo

El Xiaomi CyberDog es el producto más llamativo de los presentados hoy por el fabricante chino, un intento de competir en el mercado de la robótica.

Hoy ha sido un día importante para Xiaomi, con la presentación de dos productos con los que pretende seguir dominando el mercado para consumidores: el nuevo Mi Mix 4, y la tablet Mi Pad 5. Pero aún faltaba una sorpresa, un producto que no está precisamente dirigido al consumidor medio: un robot.

El CyberDog es un robot cuadrúpedo, claramente inspirado en un perro, con el que Xiaomi quiere entrar en un sector muy competitivo; lo hará con la ayuda de dos compañías, Intel y Nvidia, que se han encargado de desarrollar los componentes en los que se basará la Inteligencia Artificial que controlará al robot.

Por una parte, el superordenador integrado en el CyberDog es un Nvidia Jetson Xavier NX, con un rendimiento de 21 TOPS y especializado en Inteligencia Artificial; se encargará de dar las órdenes al robot, en base a los datos obtenidos por el sensor RealSense desarrollado por Intel. De esta manera, es capaz de navegar por espacios cerrados esquivando obstáculos con precisión de centímetros; gracias al GPS integrado no se perderá. Las cámaras incluidas también son capaces de identificar a personas en un grupo y reconocer sus gestos.

Xiaomi ha desarrollado la IA, pero también se ha encargado de partes del hardware, como los motores de alto rendimiento con un par motor de 32 Nm y 220 rpm con los que el robot es capaz de realizar todo tipo de tareas. La velocidad máxima es de 3,2 metros por segundo, y puede llevar encima un máximo de 3 kilogramos.

El diseño del robot recuerda mucho a Spot, desarrollado por Boston Dynamics, pero comparado con una persona parece más pequeño; algo que le puede ayudar a meterse en resquicios y explorar zonas difíciles. La gran diferencia del concepto es que Xiaomi no ha aclarado cuál es el objetivo de este robot, si acabará en manos de la policía, o si quiere que sea usado para rescate en zonas de desastre, como prometió Boston Dynamics. En vez de eso, las primeras 1.000 unidades acabarán en manos de "aficionados de Xiaomi, ingenieros y entusiastas" para que exploren sus posibilidades; para ello, Xiaomi ha abierto una comunidad de código abierto para mejorar el sistema y desarrollar nuevas funciones. Los participantes tendrán que pagar 9,999 yuan, más de 1.300 euros, para conseguir uno.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin