Tecnología

Amazon lanza un dispensador de jabón inteligente y se convierte en el hazmerreír de Internet

  • Es capaz de conectarse con Alexa
  • Ha dejado de venderse de repente

La inutilidad del último producto con Alexa de Amazon ha llevado a muchos internautas a plantearse si realmente necesitamos un dispositivo "inteligente" en todo nuestro hogar.

La idea de la casa inteligente es que podamos hacer lo mismo que siempre, pero de manera mucho más sencilla. En algunos casos, eso tiene mucho sentido, como pedir al asistente que baje la temperatura del termostato; en otros, como en el nuevo dispensador de jabón inteligente de Amazon, tiene mucho menos.

El producto, anunciado esta semana en Amazon, es uno de los ejemplos más evidentes de cómo no es tan fácil como simplemente ponerle un chip a un aparato y llamarlo "inteligente"; si no cumple una función útil, realmente sólo sirve para pagar más por toda esa tecnología adicional.

Este dispensador de jabón eléctrico parece como uno cualquiera; si ponemos la mano, la detectará y expulsará el jabón sin necesidad de tocar nada. La cantidad de jabón depende de la distancia a la que pongamos la mano. Además, cuenta con una función curiosa, una serie de luces que muestran una cuenta atrás de 20 segundos, para asegurarnos de que nos hemos lavado bien las manos como recomiendan las autoridades sanitarias.

Ya está, es un dispositivo simple pero que nos facilitará lavarnos las manos en nuestro baño. ¿Realmente necesitaba esto conexión con Alexa? Amazon cree que sí. Gracias a la conexión Wi-Fi integrada, este dispositivo puede conectarse con nuestro dispositivo Echo y por lo tanto, puede ejecutar rutinas del asistente personal Alexa.

Las funciones se reducen a dos: la posibilidad de que Alexa nos cuente chistes y nos cante canciones mientras nos lavamos las manos. Nada más. Evidentemente, tenemos acceso a todas las demás funciones de Alexa, pero eso es gracias al altavoz Echo que ya tenemos, no gracias a este dispensador, que no tiene micrófono ni altavoces integrados.

Amazon pide 55 dólares por este dispensador, sólo por el hecho de que puede contarnos chistes; es el colmo de los dispositivos "inteligentes", y no está siendo bien recibido. Existen dispensadores mucho más baratos, con las mismas funciones, pero que no tienen Wi-Fi para obtener una función de dudosa utilidad.

La reacción parece haber afectado a Amazon, que en el momento de escribir estas palabras ha retirado el dispositivo y ya no está a la venta. Quién sabe, puede que vuelva dentro de unos meses con más funciones, o puede que en Amazon se replanteen la necesidad de convertirlo todo en "inteligente".

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Jaja
A Favor
En Contra

Hombre, el sentido del humor dicen que es de gente inteligente...

Puntuación 1
#1