Tecnología

Apple por fin va a dar el salto a las pantallas OLED en los próximos iPads

  • Apple se ha resistido a adoptar OLED en sus tablets
  • No está claro cómo afectará esto a las pantallas Mini-LED
El futuro iPad Pro tendrá una pantalla incluso mejor

Ya parece claro que Apple no retrasará más la implementación de pantallas OLED en sus tablets, y ya hay varias fuentes que indican que el cambio podría llegar en dos lanzamientos en el 2022 y el 2023.

Las pantallas OLED ofrecen muchas ventajas (y alguna desventaja), y fabricantes como LG o Samsung han apostado completamente por esta tecnología. A diferencia de las pantallas LED, en las que un panel LCD de color es iluminado por un panel de luz trasero, en las OLED cada píxel se ilumina de manera independiente. Eso da enormes ventajas en contraste y luminosidad, pero el coste también se dispara.

Aunque los iPhone ya usan pantallas OLED, Apple se ha resistido a usarlas hasta ahora en sus tablets iPad; hasta el punto de adoptar antes otra tecnología competidora, Mini-LED, basada en un panel de miles de pequeñas luces que aumentan el contraste. Fue estrenada en el nuevo iPad Pro, y se espera que llegue a los MacBooks.

Pero parece que ese va a ser sólo un paso intermedio. Hoy, el medio coreano The Elec ha revelado que Apple está desarrollando nuevos modelos de iPad con pantallas OLED, y no es el único; el analista Ming-Chi Kuo ya lo adelantó como posibilidad hace unos meses.

El primer iPad con pantalla OLED sería el próximo iPad Air, que será renovado en el 2022 con una pantalla de 10,86 pulgadas. El iPad Air disfrutó de un cambio de diseño el año pasado, cuando pasó a parecerse más al iPad Pro, el tope de gama. Sin embargo, no ha recibido la pantalla Mini-LED, y podría ser porque Apple dará el salto directo al OLED con este modelo.

Además, para el año siguiente, 2023, Apple lanzará dos nuevos modelos, de 11 y 12,9 pulgadas, que probablemente llevarán el nombre iPad Pro. Lo más interesante es que estos modelos podrían usar pantallas flexibles, pero eso no significa que la tablet en sí vaya a ser flexible ; esta característica se aprovecharía para hacer los bordes de la pantalla más finos, plegando los componentes internos que normalmente están en los bordes.

En realidad, esta técnica no es nueva, y Apple la lleva usando desde que primero usó pantallas OLED en el iPhone X, aunque es más costosa que la pantalla rígida de cristal que se usará en el iPad Air.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin