Tecnología

Esta tablet ha hecho que me olvide del iPad Air, por ahora: prueba de la Samsung Galaxy Tab S7 FE

  • La nueva tablet de Samsung sigue las pautas del tope de gama
  • Es más barata, pero igual de completa
Samsung Galaxy Tab S7 FE

La nueva Galaxy Tab S7 FE ha llegado a España, como otra alternativa más en el sector de las tablets de gama alta. Pero que el nombre no nos engañe, el "FE" no significa que esta sea una versión más "pobre" de la Tab S7 convencional, pese a ser 50 euros más barata. Es algo más complicado, una tablet que parece heredar partes de sus "hermanas mayores" para obtener una gran experiencia en un rango de precios más comedido.

La Galaxy Tab S7 FE tiene un precio de partida de 649 euros, idéntico al de una de las referencias del sector: el nuevo iPad Air de Apple. Me atrevo a decir que ese enfrentamiento directo no es casualidad, ya que ambas tablets parecen partir de una idea similar, ofrecer una versión "reducida" del tope de gama (el iPad Pro en el caso de Apple y la Tab S7+ en el caso de Samsung).

Pero esta no es una Galaxy Tab S7 Lite; es una "FE", que viene de "Fan Edition", una terminología estrenada con el Samsung Galaxy S20 FE, que llegó con la mejor relación calidad/precio de Samsung. Y eso es esta tablet: una manera de conseguir una experiencia similar a los modelos más caros, pagando menos.

Lo bueno de las grandes, más barato

Puedo parecer poco fiable si digo que una tablet que cuesta 250 euros menos, mantiene el mismo nivel de calidad, pero me váis a tener que creer. La Galaxy Tab S7 FE mantiene la misma construcción que las tablets originales, el mismo diseño y los mismos materiales.

El diseño es idéntico, hasta el punto de que es casi imposible distinguirlas a simple vista. Tenemos los mismos bordes planos, que tan buenas sensaciones dan y que aportan un nivel de elegancia que no podemos subestimar. Estos bordes son metálicos, y encapsulan una espectacular pantalla de bordes relativamente finos y gran tamaño. De hecho, esta Tab S7 FE usa el mismo tamaño de pantalla que la Tab S7+, 12,4 pulgadas, lo que la deja en entre las tablets más grandes antes de meternos en los "dos-en-uno".

Para compensar (recordemos que es mucho más barata), la pantalla está basada en tecnología TFT, y no es una Super AMOLED como la Tab S7+. Por lo tanto, en cuestión de pantalla junta el tamaño de la S7+, con la tecnología y la resolución (1600 x 2560 píxeles) de la S7 básica. Suena a receta para el desastre, pero estamos hablando de Samsung; sabía que era imposible que hubiese fallado en este aspecto en particular, y tenía razón.

Gran pantalla

La pantalla de la Galaxy Tab S7 FE supera mis expectativas, teniendo en cuenta el precio y la tecnología usada. El contraste es muy bueno, los negros son profundos y los colores, espectaculares. Es más nítida de lo que podríamos pensar viendo las cifras de resolución, y en general, disfrutar de cualquier tipo de contenido es todo un placer.

Samsung Galaxy Tab S7 FE

No es la pantalla perfecta para esta tablet, lamentablemente. La frecuencia de refresco se queda en los 60 Hz, y la experiencia, especialmente cuando usamos el S Pen, no está a la altura de lo mejor que Samsung es capaz de hacer. Incluso un negado del arte como yo se da cuenta de que hay cierto retardo entre mi trazo y lo que aparece en pantalla; no es suficiente para afectar seriamente a la experiencia, pero está ahí.

La resolución también podría ser mejor, pero comprendo la decisión de mantenerla en 1600 x 2560 píxeles para no forzar el procesador más de lo necesario. Aquí encontramos la gran diferencia respecto al resto de la gama, ya que la Tab S7 FE cuenta con un Snapdragon 750G en vez del Snapdragon 865. Eso supone que esta es una tablet potente, pero no puntera; en Geekbench obtuvo 645 puntos en un núcleo, y 1927 puntos en multinúcleo. Además, en 3DMark Wild Life obtuvo 1101 puntos.

En la mayoría de las aplicaciones, la Galaxy Tab S7 FE se comporta muy bien, y no estamos faltos de potencia. He cambiado a la interfaz Dex rápidamente y sin problemas, he usado las aplicaciones de Office y he mantenido varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo. En juegos, podemos disfrutar de títulos como Call of Duty sin problemas, aunque mejor si asociamos un mando de control, ya que el tamaño de la pantalla hace difícil usar los controles táctiles.

Este tamaño tiene otras consecuencias, como que sea algo más difícil de transportar y de manejar; no ayuda que el peso de 608 gramos sea mayor que el del resto de la gama, algo que suena extraño pero que seguramente se deberá a los materiales usados o el diseño del interior.

Samsung Galaxy Tab S7 FE

El único elemento visual que define a esta Tab S7 FE de sus compañeras está en la parte trasera, donde parece que ha desaparecido la zona magnética para dejar el lápiz táctil S Pen. En realidad, la zona sigue ahí, es sólo que ya no está definida con su propio color. El resultado es una trasera más "limpia", donde sólo la cámara trasera de 8 MP rompe el color escogido; en España, esa elección se reduce al plateado y al negro, mientras que en otros países tienen más variedad.

Muchas opciones

En los bordes, nos encontramos más cosas de las que podríamos pensar. Tenemos que hablar de los altavoces estéreo, por su calidad y por el efecto envolvente que consiguen, aunque podrían ser más potentes. Están colocados de manera ideal para disfrutar de contenido como Netflix con la tablet en horizontal.

De esta manera también encontramos un conector en la parte inferior, diseñado para accesorios como fundas con teclado. Esta tablet puede cumplir las funciones de un ordenador portátil, si bien con las limitaciones propias de Android. Es por eso que Samsung ha incluido Dex, su interfaz inspirada en ordenadores con una experiencia más cercana a la de un portátil.

Pero el accesorio que más elogios se lleva es el S Pen, que viene incluido en la caja de la Galaxy Tab S7 FE y es tan bueno como siempre.

Por último, también tenemos la opción de meter una tarjeta SIM y obtener 5G; en efecto, con esta tablet podemos aprovechar la última tecnología en conectividad inalámbrica y trabajar, jugar y disfrutar de vídeos sin necesidad de conectarnos a una red WiFi.

La batería ofrece hasta 13 horas de reproducción de vídeo, y en mi experiencia se acerca mucho; además, la carga rápida es de 45 W, si bien el cargador incluido es de sólo 15 W, por lo que tendrás que comprar otro o usar uno que ya tengas.

El ecosistema Samsung

En su presentación del MWC de Barcelona, Samsung se centró mucho en presentar sus productos como parte de una plataforma única, y no como elementos independientes. La Galaxy Tab S7 FE forma parte de esa plataforma, por supuesto, y eso supone tener acceso a ciertas ventajas que no encontramos en otras partes.

Samsung Galaxy Tab S7 FE

Esta tablet usa Android, pero la capa de Samsung y las aplicaciones preinstaladas hacen que la experiencia sea algo diferente. Por ejemplo, con el menú lateral que nos ofrece acceso rápido a aplicaciones y funciones como la mencionada pantalla partida para usar varias apps al mismo tiempo. También con el soporte de S Pen en apps como notas, que flotan encima del resto para apuntar lo que necesitamos en cualquier momento.

Claro, que puede que muchas de estas apps no te resulten útiles, pero al menos cuando compramos un dispositivo Samsung ya sabemos lo que podemos esperar en este sentido: una experiencia muy completa, pero tal vez demasiado para algunos usuarios.

Una tablet especial, si está a un precio especial

La Samsung Galaxy Tab S7 FE es una tablet que consigue lo que se propone: ofrecer una experiencia muy parecida a la de los modelos punteros, pero por cientos de euros menos. Hay recortes, cómo no, pero la mayoría no afectan tanto a la experiencia como para considerarlo un error.

Samsung Galaxy Tab S7 FE

Esta es una tablet que debería ser considerada por cualquiera que busque una tablet Android, y quién sabe, puede servir como excusa para abandonar a la manzana, siempre y cuando aceptes un menor rendimiento.

Sin embargo, creo que las verdaderas rivales de la Galaxy Tab S7 FE están en casa. En el momento de escribir estas palabras, es posible conseguir la Galaxy Tab S7 por 619 euros en la página de Samsung, y con un reloj inteligente de regalo. Eso son 30 euros menos por una tablet más pequeña y sin 5G, pero más potente. Es una elección difícil, que me hace pensar que tal vez lo inteligente sería esperar a una de estas rebajas, tan habituales en Samsung, en vez de pagar el precio completo por esta Galaxy Tab S7 FE.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin