Tecnología

Australia determina que Google engañó a sus usuarios sobre la recopilación de datos personales a través de sus móviles

  • El Tribunal apunta a responsabilidades aunque no fija una multa a Google
  • La empresa llevó a engaño por su información sobre recopilación de datos
Imagen: Dreamstime.

Google engañó a sus usuarios sobre sus datos de localización recopilados a través de sus dispositivos móviles Android en un período comprendido entre enero de 2017 y diciembre de 2018. Es la conclusión a la que ha llegado el Tribunal Federal de Australia en un fallo publicado este viernes.

"Estoy convencido de que la conducta de Google, evaluada en su conjunto, ha sido engañosa o ha podido inducir a error o a engaño a los miembros ordinarios del grupo identificado por la ACCC (siglas en inglés de la Comisión Australia de Competencia y Consumo), esgrime el juez Thomas Thawley en el fallo publicado en el portal judicial.

La ACCC, que presentó su demanda en octubre de 2019, argumentó que la empresa de Silicon Valley afirmó erróneamente que, al crear una cuenta de Google y configurarla en dispositivos Android, el "Historial de ubicaciones" era la única manera de recopilar, guardar o utilizar datos de la localización del usuario.

Sin embargo, otra configuración de la cuenta de Google denominada "Actividad de la web y de las aplicaciones", que se activaba por defecto, también permitía recopilar esta información de los usuarios, incluso si se desactivaba el "Historial de ubicaciones".

Google tampoco informó a los consumidores de que la configuración "Actividad de la web y de las aplicaciones" era relevante para la recolección de datos personales sobre la ubicación, de acuerdo a un comunicado de la ACCC.

"La conducta de Google, evaluada en su conjunto, transmitía la idea de que la activación de 'Actividad de la web y de las aplicaciones' no le permitiría obtener, conservar y utilizar datos personales sobre la ubicación del usuario", explica el juez en el fallo.

Responsabilidades

El Tribunal también ha considerado que la conducta de Google, que contravino a Ley del Consumidor de Australia, está sujeta a responsabilidades, aunque no ha fijado una indemnización.

"Las empresas que recogen información deben explicar sus configuraciones de forma clara y transparente para que los consumidores no sean engañados", ha clamado en un comunicado el presidente de la ACCC, Rod Sims.

El alto funcionario, quien ha destacado esta "importante victoria" para los consumidores, especialmente de aquellos que están preocupados por la protección de la privacidad en línea, ha explicado que la ACCC busca que se impongan multas y que Google publique un aviso para que explique en el futuro las configuraciones de localización.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin