Tecnología

Razer se luce con un mando programable de gran calidad

La compañía de videojuegos de Singapur tiene entre sus productos el Raiju Tournament Edition, un mando con cuatro botones programables, que se puede conectar mediante bluetooth y que se configura a través de una aplicación móvil.

Desde el principio, la sensación de este control es de que es un producto premium, tanto por el packaging, como por los detalles y por los materiales de los que se compone. Se puede conectar a PC o PS4 mediante cable USB o mediante conexión bluetooth siguiendo fácilmente las instrucciones.

Lo más destacable es la ergonomía del mando. Los joysticks están colocados de forma que se adapta perfectamente al movimiento de los pulgares, su movimiento es suave y agradable. Tiene una superficie de goma en la parte trasera que impide que se resbale y mejorar el agarre, lo que ayuda a que los botones estén bajo control en todo momento.

No es un mando para videojuegos cualquiera: cuenta con cuatro botones programables más, dos en la parte trasera y dos en la parte inferior, que pueden ser muy útiles para jugadores experimentados, puesto que este es un mando especialmente pensado para modos de juego competitivos, como el mismo nombre indica.

La colocación de estos botones es buena, aunque es fácil pulsar sin querer los de la parte baja debido a su mayor tamaño. Sin embargo, si no los usamos, es posible desactivarlos para que esto no nos pase.

En la parte trasera incluye dos "interruptores", que sirven para acortar o ampliar el rango de movimiento de los botones R2 y L2, a gusto del usuario. Este detalle es bastante curioso y resulta muy útil a la hora de mejorar el juego en ciertos momentos. Por ejemplo, se puede aumentar la velocidad de disparo o de apuntado en un juego de shooter acortando el rango de movimiento de estos botones.

Aunque el mando es algo pesado (322 gramos), no impide que sea sorprendentemente cómodo a la hora de jugar y que se compense con esa sensación de calidad que reflejan sus buenos materiales.

También dispone de una entrada jack para conectar nuestros auriculares, aunque esta función solo está disponible al estar conectado por cable USB, y no por bluetooth.

El dispositivo viene con un cable USB a micro-USB de gran calidad y en apariencia de gran durabilidad, que sirve tanto como para conectar el mando a la consola o al PC, como para cargarlo. En aproximadamente cuatro horas se puede tener el dispositivo cargado para usarlo unas 19.

Una sola debilidad

Para la configuración de estos botones extras, que nos ayudarán a aprovechar el mando al 100% y a que la experiencia sea completa, necesitamos descargarnos una aplicación para móvil llamada 'Raiju for PS4'. A través de esta se pueden configurar perfiles para los cuatro botones y para los motores de vibración derecho e izquierdo.

Este punto supone una debilidad para este gran control, pues el funcionamiento de la aplicación refleja muy bien la baja puntuación que tiene en la PlayStore.

En primer lugar, entre todas las aplicaciones relativas a Raiju en la PlayStore es complicado saber cuál es la que se necesita. Y una vez esta está descargada, resulta además difícil sincronizar esta con el mando para poder realizar los cambios.

Conclusión: una buena compra

En general, se trata de un mando de gran calidad, muy ergonómico y disfrutable gracias a la posibilidad de personalizarlo para que la experiencia de juego sea óptima. A pesar de su precio (149,99 euros), se trata de una buena compra sobre todo para aquellos jugadores más experimentados que busquen destacar en el mundo de los videojuegos, pues sin duda este mando permite aprovechar el total de lo que puede ofrecer un juego.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin