Tecnología

'Honor' lanzará esta semana su nueva gama media '9X' por 239 euros

  • La marca de Huawei pretende reeditar las 'superventas' de su antecesor Honor 8X
  • Incorpora el sistema operativo Android 9 y un 'todo pantalla' del 91%
  • La cámara de los selfies únicamente aparece cuando va a utilizarse
El Honor 9X. Foto: eE

El smartphone 'Honor 9X', segunda marca de Huawei, llega esta semana al mercado español con un precio de 239 euros y con el reto de sustituir al superventas de la clase media, el 'Honor 8X'. El hecho de que disponga del sistema operativo de Google (Android 9) despeja las incertidumbres que actualmente golpea al 'Huawei Mate 30 Pro', por ahora huérfano de la plataforma líder del mercado.

El dispositivo, de 6,9 pulgadas, ofrece un ratio de pantalla del 91% gracias a la supresión del visor 'notch' de la cámara frontal y a la ubicación del lector de huellas en la parte trasera. Precisamente este sistema incrementa sus prestaciones con nuevas funciones, como la respuesta rápida de llamadas o la activación de la cámara de fotos a través de este acceso hasta ahora limitado a la autenticación del usuario.

El dispositivo confía en satisfacer las demandas de los usuarios de fotografía móvil con una triple óptica: una cámara principal de 48 megapíxeles y luminosidad de f/1.8; un súper gran angular de 9 megapíxeles, con f/2.4 y 120 grados; y un sensor de asistencia de profundidad de 2 megapíxeles, también f/2.4. Por su parte, la óptica emergente de los selfies dispone de 16 megapíxeles con una luminosidad de objetivo de f/2.2. Esta última cámara -escamoteada en el interior del smartphone-, solo entra en escena en cuando el usuario pulsa la opción de cámara frontal, gracias a una tecnología que se repliega en cuanto percibe que el móvil está en aire, instantes antes de colisionar con el suelo.

La videocámara del 'Honor 9X' también da un paso al frente con la ayuda de un estabilizador por software para eliminar vibraciones y movimientos en el momento de la captura de grabaciones, así como por la incorporación de una cámara superlenta de 480 escenas por segundo.

La fiabilidad del smartphone también se perfila como una de sus principales virtudes ya que, entre otras pruebas de estrés, el equipo ha superado con éxito más de 10.000 encendidos y apagados continuos. De la misma forma se ha enchufado y desenchufado otras 10.000 veces, se ha interactuado con la pantalla táctil en más de 800.000 ocasiones, se ha pulsado el botón de reposo/activación 100.000 veces, otras 200.000 veces el de encendido y apagado y 50.000 veces el botón de volumen.

Especial para videojuegos

La batería de litio del nuevo clase media de Honor se equipara con la de los primeros de la clase con sus 4.000 miliamperios, lo que permite consumir 28 horas de llamadas, 108 horas de música, 22 horas de vídeo y 10 horas de juego. Asimismo, la percepción de autonomía se incrementa con la carga rápida del 50% de la batería en apenas 30 minutos. La memoria RAM de 4 GB también acelera todos los procesos, con especial incidencia entre la fluidez de los gráficos de los videojuegos.

Además, el equipo aprovecha la potencia del chipset octacore Kirin 710F, que según los responsables de Honor ofrece un incremento en el rendimiento del 75% sobre la GPU y del 130% de la tarjeta gráfica. Este microprocesador de inteligencia artificial abre la puerta a la tecnología HiVision para el reconocimiento de objetos, lugares, traducción en tiempo real, la búsqueda de productos en tiendas online y la estimación de calorías de los alimentos. Entre otros detalles, el producto incorpora en su caja una funda goma y un protector de pantalla, además del cargador tipo USB C.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.