Tecnología

Facebook rediseña el logo de la compañía para diferenciarlo del de la red social

  • Este nuevo logo vendrá como sello en todas las apps de la empresa

Facebook ha rediseñado su logotipo para diferenciar la marca de la empresa con la de la red social, al tiempo que busca hacer al usuario más consciente de que el abanico de productos llegan a otros servicios como Instagram, WhatsApp u Oculus.

Esta nueva marca utiliza una tipografía personalizada de palo seco, en mayúscula, con varios colores y que busca crear una distinción visual entre la empresa y la aplicación, que mantendrá su logotipo como hasta ahora.

"Estamos actualizando la marca de nuestra compañía para que sea más clara acerca de los productos que son de Facebook. Estamos presentando un nuevo logotipo de la compañía y distinguiendo aún más a la compañía Facebook de la aplicación Facebook, que mantendrá su propia marca", explica la compañía en un comunicado.

El jefe de marketing de la empresa, Antonio Lucio, ha defendido el cambio en tanto en cuanto "la gente debe saber qué compañías fabrican los productos que usan", y es que el catálogo de Facebook va más allá de la red social homónima y sus servicios principales incluyen la además Messenger, Instagram, WhatsApp, Oculus, Workplace, Portal y Calibra. "Estas aplicaciones y tecnologías han compartido infraestructura durante años y los equipos que las respaldan con frecuencia trabajan juntos", expone.

En junio Facebook comenzó a incluir la coletilla "de Facebook" en todas sus aplicaciones, una particular firma que ahora tendrá más importancia visual en todas las aplicaciones mencionadas anteriormente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.