Tecnología

Deliveroo amplía sus entregas en la playa con un servicio a barcos desde motos de agua

El año pasado Deliveroo lanzó un servicio de entrega de comida en la playa, este año ha ido un paso más allá anunciando que llegará a las embarcaciones de las ciudades costeras a través del reparto en motos de agua.

En plena batalla judicial por la presión de sus repartidores, la compañía ha anunciado su nuevo servicio para las ciudades costeras en las que tiene presencia, en la que promete llevar la comida hasta los barcos que estén situados cerca de la costa.

La compañía explica que los usuarios que estén en un barco simplemente tendrán que marcar su posición y un repartidor de la empresa les llevará su comida a bordo. En este caso los pedidos se realizan en motos de agua, una novedad en el sector de entrega de comida a domicilio en España.

"Aunque al principio la imagen de un rider surcando las olas en una moto de agua con su emblemático uniforme resulte sorprendente, estamos seguros de que pronto se convertirá en habitual", reconoce Blanca Rodríguez, directora de comunicación B2C de Deliveroo España.

Lo cierto es que no es la primera vez que Deliveroo realiza entregas en embarcaciones, pues ya en 2017 hacía este tipo de entregas con motos, mientras que en París y en Singapur se han realizado repartos a barcos fluviales desde el 2018.

En total, el servicio a embarcaciones estará disponible en 17 ciudades españolas: Barcelona, Valencia, A Coruña, Alicante, Málaga, Palma de Mallorca, Almería, Marbella, Vigo, Cartagena, Fuengirola, Badalona, Huelva, Benidorm, Castellón, Tarragona y Santander.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
forum Comentarios 3
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Cosas de la democracia
A Favor
En Contra

La estupidez llevada al último extremo.

Puntuación 6
#1
das
A Favor
En Contra

esto ya es prostitución!!!

Puntuación 4
#2
Yo
A Favor
En Contra

Cómo ser más vago y contaminar más en un solo paso.

Puntuación 0
#3