Sanidad

La residencia de Sanitas de Vitoria tiene a la mitad de residentes infectados

  • Se registran 8 muertes y 45 contagiados
Foto: Archivo

El coronavirus se ceba con las personas más mayores, a las que normalmente se le agrava la situación porque suelen tener otra enfermedad que empeora el pronóstico. Esto, hoy en día, no es ninguna noticia pero parece que hace dos semanas la lección no estaba bien aprendida habida cuenta del número de residencias de ancianos que son noticia.

El pasado miércoles se conoció un nuevo caso dentro de uno de estos centros, el Sanitas San Martín en Vitoria, que se ha cobrado la vida, de momento, de nueve ancianos, el último se ha conocido hace pocas horas.

El virus hizo su aparición en este centro el pasado 3 de marzo, cuando la OMS no había declarado al Covid-19 como pandemia ni se habían disparado los casos en el País Vasco. Fueron unos días antes cuando uno de los residentes comenzó a presentar síntomas relacionados con este patógeno y, al hacerle las pruebas, dio positivo. Cuatro días más tarde, el 7 de marzo, el Gobierno vasco decretó la cuarentena en el centro, cuando el coronavirus ya había afectado a 26 personas, 22 ancianos y cuatro trabajadores.

Ahora los datos son más preocupantes. Los fallecidos de este centro de Sanitas son nueve y el número de contagios suma 45 casos, según informaron fuentes del Gobierno vasco. Esta cifra representa la mitad del aforo ocupado de la residencia, que hasta el momento de los contagios tenía 90 residentes. Además, y según apunta el periódico regional El Correo, habría cinco trabajadores infectados y otros 25 estarían en cuarentena, ya en sus casas. A pesar de lo abultado de las cifras, todavía el panorama puede empeorar. Según cuenta el rotativo vasco, durante 24 horas, y antes de que el Gobierno Vasco tuviera que intervenir, no se llevaron a cabo los protocolos de seguridad al no aislar a los positivos y permitir visitas externas.

Desde Sanitas aseguran que desde que se conoció el primer caso se han tomado medidas. Fuentes de la aseguradora resaltan que entienden la frustración de las familias pero niegan que no se hayan tomado las medidas de seguridad. "Desde el día 7 de marzo todas nuestras residencias cuentan con el mismo protocolo; una especie de cuarentena mediante la cual solo salen y entran de los centros los trabajadores", explican. Sin embargo, también se reconoce que al comienzo del mes la situación no era la misma que ahora y que en la residencia de Vitoria "pudieron entrar visitas que no estaban tan concienciadas como lo está ahora la población". Aún así, dicen, el 29 de febrero se desinfectó la habitación del contagiado y que desde el 4 se evitan los contactos.

También explican que fue Sanitas la que se encargó de realizar una prueba diagnóstico a toda la residencia y que fue la aseguradora la que corrió con los gastos. "Llevamos a cabo la política que se hizo en Corea del Sur y no la que se ha llevado a cabo en España", dicen.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin