Sanidad

El PSOE extremeño sí apuesta por Ribera Salud para la gestión de un hospital

  • La empresa se adjudica por diez años el municipal de Santa Justa
  • La Junta descarta la reversión y mantiene la colaboración público-privada
  • El valenciano Ximo Puig revirtió la concesión de la firma en Alzira
Hospital de Santa Justa. EE
Valencia

Una concesión sanitaria que expira con un gobierno socialista en la autonomía. La historia del hospital valenciano de Alzira y la del extremeño de Santa Justa empieza exactamente igual, pero acaba de forma bien distinta. En el primer caso la Generalitat de Ximo Puig hizo campaña contra la gestión privada de la empresa, Ribera Salud. Apostó por revertir la concesión y dar paso a la gestión directa de la administración. En el segundo, la Junta que preside Guillermo Fernández Vara ha decidido confiar de nuevo en la colaboración público-privada. Y la firma agraciada ha sido, precisamente, Ribera Salud.

El nuevo contrato lo comunicó este martes la propia compañía. Se trata de la adjudicación del municipal de Santa Justa, un hospital pequeño situado en la localidad de Villanueva de la Serena, en Badajoz. Consiste en "la adjudicación del arrendamiento del inmueble para uso sanitario", aprobada en la junta de Gobierno local celebrada el pasado viernes 13 de diciembre con un período de vigencia de diez años prorrogable a otros diez. Por el arrendamiento del inmueble Ribera Salud deberá pagará anualmente una renta de cerca de 200.000 euros al Ayuntamiento -gobernado también por el PSOE-.

Según precisó Ribera Salud, el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena culmina así "un proceso que comenzó en enero de este año con el inicio del expediente y que era necesario para sacar a licitación el mencionado arrendamiento del inmueble". "Se consigue mantener el servicio sanitario que este centro presta y mantener los puestos de trabajo del centro sanitario", indicó la empresa. La licitación es municipal, pero se produce tras la decisión autonómica de seguir confiando en la gestión privada del centro.

La participación de Ribera Salud en este proyecto representa su primera experiencia en la comunidad de Extremadura. Según la empresa valenciana, "responde a su voluntad de expansión en un sector estratégico en crecimiento y a su diversificación dentro del sector, tanto en proyectos que exploran diferentes fórmulas de colaboración público-privada, como a través de nuevas líneas de trabajo".

"Queremos seguir trabajando por la salud y el bienestar de los ciudadanos, adaptando nuestro modelo sanitario a las necesidades que cada proyecto requiera, aportando valor a la sociedad y respondiendo a los retos que la sanidad nos exige", manifestó al respecto Alberto de Rosa, consejero delegado de Ribera Salud.

29 camas y 31 empleados

El hospital de Santa Justa, gestionado hasta ahora por Quirón Salud, cuenta con 29 camas de hospitalización, 8 camas REA-Observación, 5 habitaciones individuales, 3 quirófanos, 9 salas de consultas externas, Urgencias 24 horas, 1 sala de curas, Radiología convencional, Laboratorio de Análisis Clínico y Sala de Rehabilitación. Cuenta con una plantilla de 31 profesionales para atender la actividad asistencial procedente de los programas de colaboración con el Servicio Extremeño de Salud así como a pacientes de aseguramiento privado, tal y como también ocurre con el Hospital Povisa, recientemente adquirido por la firma en Vigo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin