Saludable

Pascual ayudará a los pequeños hosteleros afectados por la pandemia

  • Ofrecido por Pascual

La compañía reforzará a los bares de barrio, pequeñas cafeterías o negocios familiares con un plan basado en tres pilares: reapertura, reactivación y reinvención.

Pascual va a ayudar a "los pequeños grandes hosteleros' a reactivar sus negocios como consecuencia de la crisis sanitaria, que podría llevar a la desaparición de muchos de ellos, apostado por una serie de medidas que se desplegarán en un plan 360º, llamado #PequeñoGranHostelero.

Plan que se basa en tres pilares: reapertura, reactivación y reinvención, y pone el foco en los hosteleros independientes, es decir, los bares de barrio, las pequeñas cafeterías o los negocios familiares.

Como recuerdan en Pascual, la hostelería es uno de los principales sectores tractores de la economía, ya que representa el torno al 7% del PIB de nuestro país y tiene impacto directo sobre el sector del turismo.

Riesgo de cierre

En este contexto, se estima, según un estudio de Hostelería de España, que cerca del 30% de establecimientos hosteleros -unos 85.000 locales- podrían cerrar como consecuencia de la paralización de la actividad provocada por la crisis sanitaria del Covid-19.

Para evitar esto, Pascual, cuyo compromiso con los hosteleros se ha extendido a lo largo de los años, contribuirá de forma gratuita con 6,5 millones de consumiciones para ayudar a la reactivación de más de 80.000 pequeños hosteleros de toda España.

Además, el plan 360º contempla otras medidas de acompañamiento o refuerzo destinadas a favorecer que los hosteleros independientes reactiven sus negocios siguiendo todas las directrices sanitarias, así como para incentivar las ventas a corto plazo con nuevas formas de negocio, como la digitalización, para afrontar con garantías la "nueva normalidad". El propósito final es asegurar una viabilidad a largo plazo, en la actual situación de incertidumbre, que permita al restaurdor retomar la senda del crecimiento.

En la primera fase de reactivación, los hosteleros recibirán productos del portfolio habital de Pascual y sus socios para el canal horeca, lo que comprende leche, café, agua, cerveza, conservas, aceites, vinos y salsas.

Esta donación supone una facturación acumulada de alrededor de ocho millones de euros para ayudar a estos establecimientos a generar negocio. Al margen de la distribución de producto, el plan puesto en marcha por Pascual recoge nuevos servicios de ayuda a cliente, como la formación en seguridad sanitaria, asesoramiento ad hoc, y consultoría o herramientas a disposición del hostelero que permitan avanzar hacia nuevas formas de negocio que han crecido notablemente o se han consolidado durante la crisis, caso del delivery y el take away.

La digitalización es clave

El sector se enfrenta a importantes cambios en los hábitos de consumo, razón por la que la compañía quiere ayudar al pequeño restaurador a adaptarse a la nueva situación. En esta dirección, y como ya venía haciendo a través de su plataforma web Pascual Profesional o Mocay Academy para la formación en hostelería, Pascual sigue apostado por la transformación digital del canal. En esta ocasión, poniendo el foco en los negocios más pequeños.

A tal fin, y con la colaboración de la start-up Camarero 10, Pascual ofrecerá a todos sus clientes de hostelería una app que permite interactuar con el consumidor final de manera mucho más ágil. Esta aplicación permitirá descarga en los móviles, gracias a un código QR, los menús y cartas de los bares, lo que facilitará el consumo en terrazas y el take away, puesto que se evitan los contactos físicos. Esta herramienta permite hacer pedidos desde casa o en el propio local y facilita el pago online.

"En Calidad Pascual siempre hemos tenido y tendremos la ambición de dar un servicio integral a nuestros clientes con el objetivo de aportar valor en la gestión de su negocio y ayudarle a mejorar su rentabilidad.

Por eso, nuestra estrategia comercial constituye una de nuestras más peculiares señas de identidad, y es que don Tomás Pascual, nuestro fundador, ya fue un vendedor de proximidad, un comercial a la vieja usanza.

Esta filosofía impregnó su visión de empresa: llegar hasta el último establecimiento de alimentación y hostelería", relata Javier Ribera, director general de Bebidas y Distribución de Calidad Pascual, que añade: "Nuestra capilaridad nos permite llegar hasta el último establecimiento de alimentación y hostelería, quienes colman el tejido económico y social de los pueblos y ciudades".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin