Salud

Lilly y Novo Nordisk invierten 20.000 millones para fabricar adelgazantes

  • La americana despliega 5.300 millones y la danesa compró al mayor productor
Madridicon-related

Las dos multinacionales que romperán el mercado en los próximos años calientan motores. Tanto Lilly como Novo Nordisk quieren inundar el mercado de medicamentos para adelgazar ante la fuerte demanda que se espera y entre ambas firmas ha destinado más de 20.000 millones a mejorar sus capacidades productivas. Un montante que da imagen del gran mercado que se abre ante ellos, donde las previsiones más conservadoras hablan de 44.000 millones anuales a nivel mundial.

El último movimiento lo ha realizado Lilly, quien ha anunciado una inversión multimillonaria para ampliar sus capacidades productivas. La farmacéutica destinará 4.900 millones de euros para construir un enorme complejo de fabricación. El gasto impulsará la producción del ingrediente activo (API) para sus productos de tirzepatida, que se utiliza en la producción de Zepbound, su milagro contra la obesidad. Esta inversión multiplica por diez la anunciada hace un año. Entonces, Lilly anunció 413 millones de euros para mejorar sus instalaciones de cara a producir más medicamento para adelgazar. Cabe recordar que entonces también existía un problema de suministro de medicamentos para la diabetes, que comparten fórmula farmacéutica con los adelgazantes.

Por su parte, el rival de la estadounidense en el mercado de la obesidad, Novo Nordisk, también ha destinado inversiones récord en su historia de cara a prepararse para inundar el mercado con su solución. La más llamativa es la adquisición de Catalent, uno de los gigantes de la fabricación, por más de 10.000 millones de euros. Según el acuerdo, la farmacéutica se hace con el control de tres instalaciones, que esperan que ayuden a aumentar la producción de su adelgazante a partir de 2026. Cabe subrayar que anteriormente Catalent ya se encargaba de las tareas de llenado y envasado de jeringas y plumas de este medicamento.

Pero más allá de esta adquisición, la danesa también prepara las fábricas en su país para cubrir la demanda de este medicamento. Fue a finales de 2023 cuando Novo Nordisk anunció una inversión de 5.631 millones de euros para crear capacidad adicional en toda la cadena de producción, es decir, desde la fabricación del ingrediente activo hasta el envasado.

Todas estas inversiones llegan poco antes de que se produzca la aprobación general en todo el mundo de Mounjaro (Lilly) y Wegovy (Novo Nordisk), si bien su llegada ya se ha producido en algunos países europeos y Estados Unidos.

Situación en España

Entre los mercados entre los que buscan su hueco estos medicamentos se encuentra España. La situación entre ambos fármacos es diferente, teniendo ventaja la solución danesa. Wegovy se estrenó en España bajo un modelo que no es habitual.

La terapia necesita de receta médica para ser adquirida, pero a diferencia de la mayoría de los que pertenece a esta modalidad, no cuenta con financiación pública, es decir, el usuario tiene que pagar la totalidad del importe. Según avanzó este periódico en exclusiva, el tratamiento cuesta entre 179,89 euros y 292 euros por caja al mes, dependiendo de la dosis, y hay que recordar que es un tratamiento crónico.

Por su parte, Lilly sigue en conversaciones con el Ministerio de Sanidad para ver cuál es la fórmula elegida. Hasta la fecha no ha trascendido nada de estas conversaciones, pero podría imitar el modelo de Wegovy y optar por un precio libre o bien lidiar con la Comisión Interministerial para buscar financiación pública. La segunda de las opciones le brindaría cierta ventaja frente al competidor, ya que le costaría un 60% menos al usuario final de la terapia. Eso sí, también podría demorar su llegada al mercado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud