Salud

AstraZeneca se suma a la moda de los fármacos para adelgazar y paga 2.000 millones por una molécula

  • Con la británica ya hay tres multinacionales que pujarán por un mercado de 40.000 millones
Madridicon-related

La obesidad va a ser el negocio farmacéutico de los próximos años. Además de las ya conocidas soluciones de Novo Nordisk (Wegoby) y Lilly (Mounjaro), ahora se suma una tercera farmacéutica a la competición. Se trata de AstraZeneca, que invertirá más de 2.000 millones para llevar al mercado una molécula que aún está en fases tempranas de desarrollo.

La multinacional británica ha llegado a un acuerdo con la farmacéutica Eccogene para adquirir los derechos de comercialización mundiales de un tratamiento que en sus primeros compases de investigación ha presentado buenos resultados. La molécula también ha demostrado potencial frente a otras patologías, como la diabetes y enfermedades cardiovasculares. Es decir, es una nueva fórmula parecida a las que ya acarician el mercado en gran parte de la Unión Europea.

"Los resultados preliminares del ensayo de fase I han mostrado un perfil clínico diferenciador, con buena tolerabilidad y una reducción alentadora de la glucosa y el peso corporal en todos los niveles de dosis probados en comparación con el placebo", explica AstraZeneca. "Dado que hoy en día el número de personas que viven con enfermedades cardiometabólicas y obesidad supera los mil millones, existe la necesidad de innovación continua y opciones terapéuticas de próxima generación", añaden desde la firma británica.

La apuesta económica de AstraZeneca por el futuro medicamento es muy importante. Con todo, y como suele pasar en las adquisiciones en el mundo farmacéutico, el acuerdo entre ambas firmas está condicionado a la consecución de distintos hitos, tanto en el plano del desarrollo como en el de la comercialización.

En este caso, Eccogene recibirá un pago inicial inicial de 185 millones de dólares. El resto, hasta los 2.000 millones, los hirá recibiendo a medida que la molécula supere los dos ensayos clínicos que le restan, consiga autorización de los reguladores y, por último, consuma su primera venta. Además, Eccogene se ha asegurado Royalties sobre las ventas netas del producto, si bien en este caso el porcentaje no ha trascendido.

La carrera por conseguir tener en el mercado una molécula contra la obesidad es similar a la vivida con la vacuna contra el covid, si bien en este caso los tiempos no serán iguales. Novo Nordisk ya ha conseguido entrar en dos países de la Unión Europea (Alemania y Dinamarca), mientras que Lilly acaba de recibir en la última reunión de los técnicos de la Agencia Europea del Medicamento el visto bueno para vender su fármaco en el Viejo Continente. El proyecto de AstraZeneca, en cambio, llegará mucho más tarde, pero la confianza es que presente ventajas que los que ya se habrán asentado en el mercado no tengan.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud