Salud

Almirall comenzará a negociar con Sanidad en 2024 por su nueva terapia

  • La farmacéutica espera que España apruebe a finales del año o comienzos del 2025
Madridicon-related

Lebrikizumab es el centro de la estrategia empresarial de Almirall. El producto, por el cuál la farmacéutica hizo una inversión total de casi 200 millones de euros (80 millones al contado, otros 30 cuando llegó a la última fase de ensayos clínicos y 85 que pagará cuando se consume la primera venta) consiguió la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento hace unas semanas y ahora la compañía comienza a moverse para su llegada a los estados miembro.

Tras llegar a Alemania, donde el uso del medicamento es inmediato tras la aprobación comunitaria, la compañía comenzará a negociar con el Ministerio de Sanidad durante 2024. Las previsiones que maneja Almirall es que el fármaco, que se usa para la dermatitis atópica, se apruebe a finales del próximo año o, como tarde, a comienzos de 2025. Con posterioridad, se tratará de abordar los mercados tanto italiano como francés.


Pero con anterioridad a abordar el mercado nacional, Almirall tiene puestos los ojos en el Reino Unido. Tras recibir la aprobación europea, ahora la agencia británica está analizando el dossier del medicamento. La burocracia suele ser rápida, ya que se suelen asumir los postulados utilizados por la Agencia Europea del Medicamento, por lo que las previsiones de Almirall son pisar suelo inglés a comienzos del próximo año.


Ya después de haber conquistado España, Almirall también tratará de recibir la autorización en Suiza, país que tampoco está sujeto a las decisiones de la Agencia Europea del Medicamento. Sin embargo, por el tamaño del mercado helvético, las prisas en este territorio serán menores.


Lebrikizumab es uno de los productos más importantes de Almirall en los últimos años. La compañía le calcula un pico de ventas en Europa (una vez alcanzado la mayoría de países) de 450 millones de euros anuales. Para comprender la importancia de la cifra, basta con recordar cuál fue la facturación de la farmacéutica catalana en 2022.

Al cierre de aquel año, la cifra de ingresos totales fue de 878,5 millones de euros, mientras que si solo se analiza el negocio principal, dermatología médica, la facturación fue de 338,2 millones. Es decir, solo con Lebrikizumab se ingresará más que lo que supuso la dermatología en 2022, si bien es cierto que esta última cifra tiene un componente engañoso. Hay varios productos, como Wynzora o Klisiri que están comenzando ahora en el mercado y se espera que sumen más ventas con el paso de los años.

Búsqueda de nuevas terapias


Junto al desarrollo comercial de su cartera de productos, Almirall también está peinando el mercado para buscar nuevas moléculas. Tras hacer una incursión en Alzheimer, la compañía también espera poder captar alguna molécula dermatológica en las primeras fases de ensayo clínico para sumar y reforzar su área principal. Para ello, además de unos 800 millones de euros calculados hace un año, la empresa y también realizó una ampliación de capital de 200 millones de euros al comienzo del verano pasado. Con todo ello, se espera alguna compra a lo largo del próximo año o, incluso, finales de 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud