Salud

DKV amenaza con salir de Muface por infrafinanciación

  • La aseguradora demanda un incremento de la prima de, al menos, el 40% tras perder 20 millones anualmente

DKV se planta ante el Gobierno por la financiación de Muface. La aseguradora solicita un incremento de la prima actual de, al menos, el 40% para renovar el concierto, algo que sucederá el año que viene. "En el último año la situación se ha deteriorado hasta términos casi insostenibles. Nos estamos planteando no renovar en la próxima renovación", explica Javier Cubría de Miguel, director general financiero y presidente del Comité Ejecutivo de la compañía.

El responsable de la aseguradora explica que la media anual que cobran por asegurado es de 1.000 euros al año. DKV tiene una cuota del 10% de los funcionarios afiliados a Muface, por lo que sus ingresos rondan los 200 millones. Sin embargo, Cubría también denuncia que el sistema es deficitario en 160 millones anuales, cifra que afecta en proporción a las tres compañías que sostienen el sistema. "Nuestras pérdidas son de 20 millones al año", afirma.

El actual convenio se firmó en 2022 por una duración de tres años. El primer curso, el incremento de la prima fue del 8% y los dos siguientes el 1% cada uno. "Era insuficiente ya cuando firmamos, pero digamos que era un punto de arranque. La situación ha empeorado mucho debido a la inflación y a la recuperación de actividad tras el Covid. 2022 fue malo pero lo que llevamos en 2023 está siendo peor", asevera el directivo.

Cubría, para justificar sus demandas, realiza un análisis de la evolución del gasto en la sanidad pública y en el concierto. "En los últimos diez años, el gasto público per cápita ha sido del 60%, mientras que en Muface ha sido la mitad", dice. En un reciente informe de la Fundación Idis ya se ponía de manifiesto que el sistema sanitario ahorraba unos 600 euros per cápita con el modelo de concierto para funcionarios.

¿Habrá seguimiento?

Junto a DKV, las otras dos aseguradoras que están adscritas a Muface son Adeslas y Asisa. Si las advertencias de DKV se mantienen y cumplen el año que viene, habrá que ver los movimientos de estas dos aseguradoras. Se abren dos caminos. Por un lado, podrían optar por mantenerse y tratar de hacer mejores números al tener una empresa menos con la que repartir la financiación de Muface. Pero también puede que haya seguimiento en los argumentos de DKV. En ese caso, el modelo del que hasta ahora han disfrutado los funcionarios estaría en grave peligro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud