Salud

Grifols disputará a Takeda y CSL un mercado de más de 20.000 millones

  • El negocio del plasma crecerá al 6,8% anual hasta finales de la presente década

Grifols mantendrá una batalla campal contra sus competidores más directos en el mercado del plasma. Este negocio, valorado a nivel mundial en 30.000 millones de euros, experimentará un crecimiento anual del 6,8% hasta alcanzar a finales de la década la cifra de 52.300 millones. Esos más de 20.000 millones de diferencia serán el objeto de deseos tanto para la farmacéutica española como para empresas como la japonesa Takeda o la australiana CSL, principales actores de este mercado, pero también de grandes multinacionales como Bayer o Sanofi.

La oportunidad para la española le llega en un momento clave para su devenir. Tras haber acumulado una alta deuda en los últimos tiempos, Grifols ha acometido un plan de ajustes que incluye cierres de centros de donación y despidos de 2.300 personas. Junto con los ahorros que de ello se derive (la farmacéutica lo cifra en 400 millones al año) la oportunidad de disparar sus ingresos significa otra palanca para reducir la deuda.

Polaris Market Research, responsables del estudio del mercado del plasma hasta 2030, asegura que llegarán en breve un aluvión de nuevos usos de terapias basadas en plasma. "Se espera una gran cantidad de exámenes clínicos para evaluar la seguridad y la competencia de una amplia gama de medicamentos", afirman, para concluir que "se supone que el ascenso en los esfuerzos de I + D para fomentar los productos inferidos de plasma sanguíneo de alto nivel dará puertas abiertas rentables a la expansión del mercado mundial durante el período de tiempo de la estimación".

Uno de los principales rivales de Grifols, Takeda, acaba de mover ficha para posicionarse en esta batalla que acaba de comenzar. La firma nipona ha invertido 700 millones de euros en un nuevo centro para potenciar su negocio de plasma en su país de origen. Estará con plenitud de funciones para finales de década y podrá fraccionar dos millones de litro de este material anual mente.

Las carteras de productos que están cerca de la aprobación son generosas en las tres compañías principales. Pero es cierto que la región de Asia-Pacífico es la que augura mayor crecimiento. Eso le daría, en teoría, ventaja por presencia geográfica a Takeda y la autraliana CSL Berinhg, si bien Grifols tiene cierta presencia en China.

Sin embargo, el mercado más importante es y será el de América del Norte, que engloba a los Estados Unidos y Canadá. "El creciente número de pacientes hemofílicos ampliará la recepción de factores de coagulación, lo que, por lo tanto, impulsará el crecimiento en América del Norte", analiza la consultora.

Cabe recordar que en esta área, Grifols cerró el año pasado un importante acuerdo para los próximos diez años. La farmacéutica catalana cerró con el Gobierno de Canadá ser el suministrador del 25% de las necesidades de plasma del sistema sanitario del país. Además, y a pesar de los recortes, la compañía cuenta en Estados Unidos con una importante red.

El área asiática será el mercado con mayor crecimiento anualizado

Si bien el mercado del plasma crecerá a nivel global, hay regiones donde se notará más la demanda por este tipo de medicamentos. Será la región de Asia-Pacífico la que tendrá mayor recorrido para las ventas, superando a la zona europea, mientras que Estados Unidos y Canadá seguirán reinando. Grifols tiene presencia en Asia a través de Shanghai Raas, pero, tal y como adelantó este medio, la compañía catalana se plantea vender su participación para ganar liquidez y afrontar la reducción de sus niveles de deuda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud