Salud

Sanidad frena el fármaco por el que Gilead pagó más de 17.000 millones

  • El Ministerio alega que la farmacéutica ha pedido un precio inasumible

Revés para los intereses comerciales de la farmacéutica Gilead. Su nuevo medicamento para tratar el cáncer de mama metastásico, Trodelvy, no ha obtenido la financiación del Ministerio de Sanidad en la última reunión de la Comisión Interministerial de Precios.

La razón esgrimida desde el departamento de Carolina Darias es que la compañía ha solicitado un precio inasumible. "Con la última oferta presentada por el laboratorio el coste tratamiento/año es muy elevado, presentando no solo un coste incremental respecto a las alternativas existentes en la misma línea de tratamiento muy elevado, sino también frente a tratamientos inmunooncológicos, siendo en este caso el coste tratamiento por paciente tres veces mayor", reza el acta de la reunión a la que ha tenido acceso este medio.

El rechazo a Gilead tiene, además, una derivada que afecta también a la compañía. En la misma reunión, el Ministerio de Sanidad decidió dar luz verde al famoso medicamento oncológico de MSD, Keytruda, para que también se pueda usar contra el cáncer de mama metastásico. El precio otorgado para esta nueva indicación es de 3.566 euros, una cifra que dará pistas a Gilead sobre las pretensiones del departamento de Darias para aprobar su fármaco.

Desde la compañía trasladan tranquilidad. Es la primera vez que el medicamento se enfrenta a la Comisión Interministerial de Precios y es cierto que pocos expedientes son autorizados por el Ministerio a la primera. Ahora están de nuevo en negociaciones con el departamento de Darias para volver a someterse al examen de la Comisión. Hasta la fecha, el medicamento está autorizado, al menos, en Alemania, Francia e Italia, además de Estados Unidos.

Una apuesta casi única

Troveldy significó una de las operaciones comerciales más importantes de los últimos años. Fue en septiembre de 2020 cuando Gilead decidió lanzarse a por la compañía que poseía el producto. La multinacional pagó 17.700 millones de euros, donde la estrella terapéutica es Troveldy. De hecho, la propia compañía reconocía la apuesta por este fármaco de forma casi única. "Trodelvy es un medicamento transformacional aprobado para una forma de cáncer que es particularmente difícil de tratar. Ahora continuaremos explorando su potencial para tratar muchos otros tipos de cáncer, tanto monoterapia como en combinación con otros tratamientos", dijo entonces el CEO de Gilead, Daniel O'Day.

Este tipo de apuestas han sido muy rentables para Gilead en el pasado reciente. Fue en 2012 cuando pagó 11.000 millones de dólares por el laboratorio propietario de Sovaldi, el famoso medicamento contra la hepatitis C. La historia comercial de este fármaco fue de rotundo éxito para los intereses de Gilead.

En verano de 2017, la multinacional volvió a repetir la jugada. En aquella fecha desembolsó casi 12.000 millones para comprar Kite, una biotecnológica con un tratamiento muy innovador contra el cáncer: una terapia CAR. En España, es uno de los dos medicamentos de este tipo que están bajo financiación pública, siendo el tipo de fármaco oncológico más caro.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

El gobierno del PP acabó con la subasta de medicamentos en Andalucia
A Favor
En Contra

El gobierno del PP acabó con la subasta de medicamentos en Andalucia y ahora cuestan 10 veces mas caros

Puntuación 0
#1