Salud

Las farmacéuticas aumentan un 32% su producción local

  • España cuenta con 173 fábricas y la mayoría realiza fabricación propia de medicamentos de uso humano
  • Las previsiones de facturación para 2022 ascienden a, al menos, 19.000 millones de euros

Durante los últimos cinco años, las compañías farmacéuticas afincadas en España han apretado el pedal del acelerador. Las inversiones, con la excepción del año del estallido de la pandemia (2020), rondaron los 1.000 millones, cifra que se espera superar este año. Una parte importante de este dinero fue destinado a mejorar y ampliar las capacidades productivas de las plantas en España, que ahora suman 173 instalaciones, pertenecientes a 122 grupos empresariales.

La mayoría de estas fábricas se dedican a la fabricación de medicamentos de uso humano a partir de síntesis química (92 plantas), mientras que el 27% del tejido industrial se dedica a la producción de materias primas necesarias para confeccionar los fármacos. Este músculo productor más los 1.700 millones de inversión adicional es lo que ha puesto sobre la mesa este sector industrial para el plan de atracción de fabricación a España.

Las previsiones de facturación para el cierre del presente año se han elevado hasta, al menos, los 19.000 millones de euros. Dentro de la actividad que se realiza en estas fábricas, destaca que el 62,5% se focaliza en la elaboración de producto propio de la compañía propietaria. El resto corresponde a fabricación a terceros, diferenciando la producción para otras marcas (25%) y para terceros (12,2%). Estos dos últimos porcentajes, y a consecuencia de la pandemia con la fabricación de vacunas contra el Covid, han experimentado un crecimiento del 30% las dos últimas actividades.

A pesar de estas cifras, el sector está expuesto a algunas amenazas. Una de las más importantes es la alta dependencia del exterior en el abastecimiento de materias primas. A esto hay que añadirle la crisis global de suministros y la inflación, que pone en riesgo la rentabilidad de algunos productos. Además, la mayoría de estas fábricas son de síntesis químicas, cuando el futuro de la medicina demanda mayor fabricación de biológicos.

También existe una escasa implantación en muchas zonas de España. Las plantas se concentran en dos comunidades autónomas. Casi la mitad de ellas se encuentran (79 plantas) en Cataluña y el 23% en la Comunidad de Madrid. Le siguen Castilla y León y Castilla- La Mancha.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments