Salud

Por qué unas personas sufren más que otras la covid-19: la respuesta la tienen 11 genes

  • Un estudio ha analizado cómo responden los pulmones de diversos pacientes
Imagen de iStock

Desde que comenzó a expandirse el SARS-CoV-2, la covid-19 se ha cobrado millones de vidas. Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra ascendería, de momento, a más de quince millones de muertes. Sin embargo, la inmensa mayoría de afectados (alrededor del 99 %) por este virus ha sobrevivido al contacto con la enfermedad.

¿Por qué a unas personas el virus les afecta de forma grave, mientras que otras solamente lo sufren de forma leve, y otras lo padecen de forma asintomática?

Un nuevo estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Boston y la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, sugiere que existen once genes que definen la protección frente a la infección. Este hallazgo daría respuesta a por qué algunas personas se enferman más que otras y, lo que es más importante, podría ayudar a muchos a evitar los peores síntomas.

"Si podemos comprender por qué la mayoría de las personas están protegidas contra la covid y cómo las protege su cuerpo, entonces podríamos aprovechar este conocimiento para desarrollar terapias y otros avances", explica Florian Douam, profesor asistente de microbiología de la Facultad de Medicina de la BU, quien coordinó el estudio.

El estudio, publicado en Cell Reports, examinó el impacto de la covid en quienes enfermaron de forma grave y en quienes no. Para ello, analizaron sus pulmones; todo un reto dado que, según explican los autores, es sencillo obtener pulmones de pacientes que fallecieron a consecuencia del covid, pero es más complicado obtenerlos de personas que pasaron la enfermedad de forma leve o asintomática. "Solo se puede acceder al pulmón cuando el paciente muere. A diferencia de las muestras de autopsia de pulmón de pacientes enfermos, los pulmones de pacientes más leves o asintomáticos son mucho más difíciles de acceder. Cuando tienes el pulmón enfermo, obtienes una instantánea de la enfermedad en etapa terminal", afirma Douam.

Modelo en ratones

Para superar este obstáculo, el equipo de investigadores desarrolló un nuevo modelo a partir de un ratón injertado con tejido pulmonar humano y reforzado con un sistema inmunológico humano derivado de células madre. Así pudieron monitorear las diferentes etapas de la infección por SARS-CoV-2. "Apenas veíamos virus en los pulmones. El pulmón estaba protegido. Entonces nos hicimos la siguiente pregunta: ¿por qué está protegido el pulmón? Y aquí es donde encontramos los macrófagos", expresa el investigador.

Devin Kenney, estudiante de doctorado en el laboratorio de Douam y autor principal del artículo, explica que una característica en los pulmones que se vieron más gravemente afectados por la covid fue la falta de diversidad de macrófagos, un tipo de glóbulo blanco que contribuye a proteger el sistema inmunitario. Estos pulmones estaban dominados por un macrófago proinflamatorio, las células que generalmente responden a virus y bacterias, llamado M1.

"Parece que impulsan esta respuesta hiperinflamatoria y conducen a un estado de enfermedad más grave", explica Kenney. Por el contrario, a los sistemas inmunitarios que mezclaron más células que normalmente ayudan en la reparación de heridas (macrófagos reguladores o M2) les fue mejor. "Si se tiene una población de macrófagos más diversa, con macrófagos reguladores e inflamatorios, pueden regular de manera más efectiva las señales que impulsan las respuestas antivirales, apagándolas cuando sea apropiado. Entonces, el sistema inmunitario puede eliminar el virus muy rápidamente y proteger el tejido", señala.

Los investigadores vincularon esta respuesta antiviral positiva a un conjunto de 11 genes, que llamaron "genes que definen la protección". En casos de resistencia efectiva, estos genes trabajaban más, o lo que se conoce como regulación positiva. "Ahora sabemos que los macrófagos no solo pueden promover la protección en el tejido pulmonar. También conocemos el conjunto clave de genes que estos macrófagos necesitan expresar para proteger el pulmón", explica.

Lo que aún no saben es por qué algunas personas pueden poner a trabajar una mezcla diversa de macrófagos mientras que otras no. No obstante, sus hallazgos podrían ayudar al desarrollo de nuevos medicamentos que preparen mejor los sistemas inmunológicos para combatir el virus.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin