Salud Bienestar

Ordenan la retirada inmediata de estas dos populares verduras de España

Agricultura y siembra del campo español. / Foto: iStock

Recientemente, dos países europeos han ordenado la retirada de dos productos del campo español debido al alto contenido en pesticidas, unas cantidades mayores de las permitidas en la Unión Europea, unas alertas que han sido criticadas por la organización de consumidores de Facua por la falta de una mayor información.

En concreto, fue el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (Rasff) quien alertó a los consumidores sobre la alta presencia de pesticidas, por encima de lo permitido, tanto en los calabacines españoles como en los pimientos de variedad amarilla.

De hecho, Francia ha emitido la alerta de los calabacines este 18 de marzo, tras detectarse en uno de los análisis realizados por la propia empresa un resultado de 0,75/mg de Flonicamid, cuando el nivel máximo permitido se sitúa en 0,5/mg, tal y como recoge Facua.

Por otro lado, hay otra alerta procedente de Finlandia por el alto nivel de pesticidas en pimientos amarillos de origen español. En este caso, ha sido en un control oficial en el mercado donde se ha detectado la sustancia Dichlorvos en una cantidad siete veces superior a la permitida. El análisis ha arrojado un resultado de 0,078 mg/kg – ppm cuando el máximo que se permite es 0,01 mg/kg.

Falta de información sobre los productos afectados

En ambas alertas alimentarias se habla de riesgo "serio" a la hora de consumir estos vegetales de origen español, por lo que Facua ha criticado la falta de información, ya que no se especifica directamente cuáles son los productos afectados.
"La escasa información que aparece en estas alertas alimentarias a nivel europeo hace que el consumidor vierta una sombra de sospecha sobre todos los productos independientemente de que puedan o no estar afectados, ya que no se da detalles sobre las empresas productoras ni las zonas del país en donde se han cultivado", indican en su comunicado.

"Esta falta de información del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea imposibilita que los consumidores puedan comprobar si han comprado o consumido alguno de los productos alertados. Por ello, la asociación vuelve a reclamar cambios en los protocolos de información del Rasff, de manera que ofrezca mayor nivel de detalle sobre los productos peligrosos detectados", concluyen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud