Salud Bienestar

El alimento que evita la formación de coágulos sanguíneos

Llevar una dieta poco saludable, el tabaco, alcohol o la ausencia de actividad física pueden afectar al funcionamiento del sistema circulatorio, el cual suministra eficientemente oxígeno y nutrientes a todas las células. Para que haya una circulación sanguínea saludable, hay que llevar hábitos de vida adecuados y las verduras son fundamentales para ello, destacando el ajo por encima de todas.

Algunos síntomas de mala circulación pueden ser hinchazón en las piernas, coágulos, sensación de frío en manos y pies, y calambres. Para mejorar la circulación, el ajo es muy beneficioso. Esta verdura contiene nutrientes como manganeso, selenio, calcio, cobre y potasio, vitaminas B6 y C. Además, cuando se corta o se tritura el ajo, se forma la alicina, que es un compuesto de azufre que aporta muchos beneficios para la salud.

Beneficios del ajo para la circulación sanguínea

Una de las mayores ventajas de tomar ajo es que previene los coágulos. Esto se debe a que actúa como un antioxidante, cuidando los vasos sanguíneos, evitando que se formen placas de grasas que podrían obstruir los vasos sanguíneos.

El ajo, gracias a la alicina y las vitaminas del grupo B, contribuye a evitar que las plaquetas se adhieran, incentivando a una buena circulación y previniendo la formación de coágulos sanguíneos. Además, este alimento ejerce un efecto hipotensor en la presión arterial.

Por lo que comer ajo de manera regular, reduce la presión sanguínea, disminuye el riesgo de infartos o derrames cerebrales, estimila la producción de ácido nítrico, un gas con propiedades vasodilatadoras que contribuye a la circulación de la sangre.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud