Salud Bienestar

Si sientes un dolor intenso entre el tercer y cuarto dedo del pie podrías estar sufriendo el neuroma de Morton

Mujer con dolor en la planta del pie. Firma: iStock

El neuroma de Morton es una afección que afecta al metatarso, frecuentemente entre el tercer y cuarto dedo del pie. Es un dolor en la planta del pie que provoca una sensación parecida a tener una piedra en el zapato o un pliegue del calcetín.

Esta afección se produce por la compresión o irritación crónica del nervio interdigital, lo que provoca el engrosamiento del tejido alrededor de uno de los nervios de los dedos de los pies. Esto genera dolor agudo con ardor, picazón o entumecimiento de los dedos afectados.

El síntoma principal es el dolor en la planta del pie, también puede haber entumecimiento u hormigueo. Los más habituales son dolor en la pisada, deformidad del pie e inflamación de la zona.

Las causas del neuroma de Morton

  • Usar calzado inadecuado. Los zapatos estrechos o los tacones pueden comprimir los dedos e incrementar la presión en la zona, algo que incentiva al desarrollo de esta afección.
  • Deformidades en el pie. Las personas con el pie plano, pie cavo, dedos en garra, juanetes tienen un mayor riesgo de desarrollarla.
  • Actividades físicas. Realizar deportes o actividades que supongan un impacto repetitivo en la parte delantera del pie, como correr, aumenta la posibilidad de tenerla. Ejemplos son algunos deportes que necesitan un calzado apretado como el esquí o la escalada de montaña.

Cómo prevenir el neuroma de Morton

Para prevenir el neuroma de Morton, se pueden adoptar ciertas medidas:

  • Usar calzado adecuado. Que tengan puntera amplia, un soporte adecuado y tacón bajo.
  • Evitar actividades de alto impacto. Disminuir las actividades que suponen un impacto repetitivo en la zona delantera del pie, como correr.
  • Mantener un peso saludable. Un exceso de peos aumenta la presión en los pies.
  • Hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Hacer ejercicios específicos de forma regular que tengan como objetivo estirar y fortalecer los músculos del pie mejora la función del pie.
  • Masaje con hielo. Esto puede ayudar a reducir el dolor.

Tratamiento del neuroma de Morton

Para tratar el neuroma de Morton, hay varias formas de tratamiento.

  • Los más conservadores son cambiar el calzado, usar plantillas ortopédicas, tomar medicamentos antinflamatorios o inyecciones de corticosteroides.
  • Otra opción es a través de la fisioterapia con ejercicios de movilidad y fortalecimiento, masaje y movilización o aplicar calor o frío.
  • Por último, la vía quirúrgica. Cuando los tratamientos conservadores no alivian, el médico puede recomendar acudir a la cirugía. Hay dos técnicas: la descompresión del nervio y la extirpación del neuroma.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud