Salud Bienestar

Cómo quitar el insomnio rápido con remedios caseros fáciles

Hombre con insomnio. Firma: iStock

El insomnio afecta a la salud física y mental, incrementando el riesgo de tener ansiedad y depresión. Es un problema bastante común en nuestro país, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), un 30% de la población (uno de cada cinco) lo padece.

El descanso es muy importante para rendir al día siguiente. Por eso hay que intentar que el reposo sea lo más satisfactorio. Para ayudar a conciliar el sueño existen remedios caseros, que son una forma natural de estimular el sueño sin desarrollar los efectos secundarios comunes de los medicamentos, como puede ser la dependencia o agravamiento del insomnio en el futuro.

En su contra, sus efectos no son tan inmediatos como los fármacos pero ayudan a regular los ciclos de sueño y que cada vez su efecto sea más rápido.

Valeriana

Esta planta tiene una potente acción contra el insomnio al tener propiedades ansiolíticas y sedantes que facilitan el sueño y relaja el sistema nervioso. No genera ninguna dependencia, siendo una alternativa segura. Se efecto puede tardar hasta cuatro semanas pero sus sustancias van ajustando poco a poco el ciclo del sueño. Para preparar la infusión de valeriana hay que calentar el agua y verter una cucharada de la planta medicinal que se considere.

Lúpulo

Contiene estróbilos que contribuyen a concebir el sueño. Esta planta es la misma que se usa para producir cerveza. Se vincula su acción con su capacidad de impedir la degradación del GABA (sustancia que ayuda a relajar el sistema nervioso. También mejora la actuación de los receptores de melatonina, principal hormona responsable del sueño. Su infusión se prepara igual que la valeriana.

Mezclar vinagre y miel

Al combinar los dos ingredientes se produce un incremento de serotonina y melatonina, claves en los ciclos del sueño. Para prepararlo se coge una taza de agua caliente a la que se le añade una cucharada de miel y dos de vinagre de manzana. Lo ideal sería tomarla una hora antes de dormir.

Zumo de cereza

Esta bebida actúa como regulador natural de la melatonina, hormona que produce sueño. El zumo debe ser natural.

Aromatizar la almohada o la ropa de cama

Impregnando aromas como aceites, flores o hierbas en la almohada o en la ropa de cama, favoreciendo la relajación para descansar.

Té de hierbabuena

Cuenta con propiedades relajantes. Para prepararla, hay que calentar agua y añadir hierbabuena y dejar reposar unos minutos antes de beberla.

Té de lechuga silvestre

Sus propiedades contribuyen a la relajación y a calmar el estrés. Esto se debe a sus antioxidantes. Para consumirla, hay que trocear tres hojas de lechuga en una taza de agua, cuando empiece a hervir, se deja 10 minutos reposando. Por último, se filtra el líquido con un colador para tomar antes de dormir.

Infusión de naranjo

Surge de la mezcla de agua, azúcar y hojas de naranjo, que ayudan a liberar el estrés. Al igual que las demás infusiones hay que calentar agua y añadir sus hojas para dejar reposar la bebida unos minutos antes de consumirla.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud