Salud Bienestar

¿El alcohol ayuda a dormir? Los expertos en medicina se pronuncian sobre este mito

  • La Federación Española de Sociedades de Medicinas del Sueño se ha pronunciado sobre esta creencia 
  • "Es habitual pensar que tomar un poco de alcohol ayuda a dormir mejor"
Joven durmiendo en un sofá con una botella de cerveza en la mano. Firma: iStock

Existe un mito que relaciona que la ingesta de alcohol puede ayudar a dormir mejor y por eso hay personas que recurren a él para combatir el insomnio. Aunque la realidad es muy distinta y esto ha sido desmentido por la Federación Española de Sociedades de Medicinas del Sueño (FESMES) porque perjudica el descanso nocturno e incluso puede provocar adicción tomarlo para dormir.

La doctora Sonia Carratalá Monfort, especialista en Psiquiatría y vocal de la FESMES, ha explicado que "es habitual pensar que tomar un poco de alcohol ayuda a dormir mejor. Realmente ayuda a conciliar mejor el sueño, esa es la parte de verdad, aunque la parte de mito es que no se trata de un sueño de calidad".

La experta ha advertido: "El sueño viene más pronto, pero es de peor calidad. El alcohol tiene más un efecto de sedación que de facilitador de un sueño adecuado". Carratalá cuenta que tomar alcohol antes de dormir hace que el sueño sea más fragmentado, bloqueando el sueño REM.

Las consecuencias de tomar alcohol para conciliar el sueño

También aumenta los ronquidos y empeora las apneas como los síntomas del síndrome de piernas inquietas. "Entre otras cosas, en una noche de sueño tras consumo de alcohol es habitual que nos despertemos más veces. Por tanto, al día siguiente es más fácil que la sensación sea de no haber tenido un sueño reparador", ha reiterado la doctora.

Las personas con insomnio recurren al alcohol para dormirse debido a la creencia de este mito. "El insomnio es una patología muy frecuente que induce un gran sufrimiento y lleva a las personas a buscar cualquier remedio para solucionarlo. Entre esos remedios, el alcohol es unos de los ansiolíticos e hipnóticos más utilizados desde hace milenios", ha expresado la especialista del FESMES.

Al final, si las personas afectadas toman alcohol para conciliar el sueño con regularidad, lo que provocan es que tienen más dificultades para dormir y como solución toman más alcohol para dormir creando adicción.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud